Alejar todo el mal de ti

Alejar todo el mal de ti

Alejar todo el mal de ti

Alejar todo el mal de ti y de tus seres queridos, de tu casa y tu negocio, es posible mediante rituales de reversión, alejamiento y protección.

Alejar todo el mal, si sientes  o sabes que has sido maldecido, es posible de hacer por muchos métodos, antiguos y efectivos, como rituales, hechizos, encantamientos, palabras mágicas, oraciones, cantos, pociones y conjuros. La mayoría son cortos y fáciles de hacer, contra la creencia de que se necesitan hechizos complicados, largos y reservados sólo a personas con conocimientos muy especiales.
Con la suficiente fe en lo que haces, tú puedes Alejar todo el mal que te rodea y estar a salvo de cualquier daño.

Alejar todo el mal palabras de inicio y cierre:
Antes de comenzar cualquier ritual de protección y al finalizar el mismo, es recomendable pedir la asistencia y protección superior.
Si eres creyente puedes decir:
“Dios protégeme con tu gracia, en este día y en esta noche. Mi lucha es por el bien, asísteme. Que así sea. Amen.”
Si crees en otras fuerzas o deidades puedes decir:
A todos los seres de luz llamo en este momento para darme fuerza. Por el poder de tres los conjuro para proteger todo lo que me rodea. Que así sea.”

Alejar todo el mal después de reuniones:
Después de cualquier reunión social, familiar, de trabajo, puedes quitarte de encima las envidias y malos deseos de los demás con este simple encantamiento: Haz un círculo de sal, gruesa o fina, quedándote tú dentro.
Dices: “Absorbe todo el mal que me rodea”.
Te quedas unos momentos hasta sentirte limpio y aliviado, luego recoges la sal con una palilla y la tiras en el wáter.

Otra técnica que puedes usar para Alejar todo el mal después de estar con gente, en especial si son muy negativas, es colocar una cucharadita de albahaca fresca o seca en una taza con agua hirviendo, colar y añadir el líquido al agua de baño. Tomar un baño relajado con esta influencia protectora y la limpiante.

Alejar todo el mal con las velas de la Trinidad:
Este es un ritual muy simple de protección con el inmenso poder de la Santísima Trinidad. Debes hacer un triángulo con 3 velas, una de color blanco para el Padre, una amarilla para el Hijo y una vela azul para el Espíritu Santo. En el medio del triángulo coloca una foto tuya y de tus seres queridos. Enciende las velas y dices:
“Oh Santísima Trinidad, protégenos todos los días, durante el sueño y la vigilia. Ayúdanos a tener siempre una sonrisa brillante, y mantenernos a salvo en tu luz de amor. Protégenos del daño y de los temores. Confiamos en tu ayuda y damos gracias. Amen”
Deja quemar las velas completamente.

Alejar todo el mal durante viajes o conduciendo:
Para hacer un hechizo para protegerte a ti mientras conduces por la ciudad o haces algún viaje por la carretera, coloca los siguientes elementos en una caja pequeña:
Tres hojas de muérdago o acebo (conocido también como cardón, cardonera, agrifoglio, bollitera, cardo blanco)
Un diente de ajo.
Una ramita de cedro
Una pieza de cuarzo claro
Una pieza de resina de Sangre de Drago (Sangre de Drago es un árbol pequeño, milenariamente usado por médicos y magos por sus propiedades medicinales, mágicas y para sellar talismanes con su resina)
Si no puedes conseguir esta resina, puedes reemplazarlo por un indalo.
Cierra la caja con todos los ingredientes y métela en la guantera del coche.

Alejar todo el mal con la protección de las brujas:
Los siguientes son los ingredientes para la Protección de la botella de una bruja y funciona de dos maneras, no sólo te protege, si no que va a desviar el daño de nuevo al autor.
Consigue un frasco de vidrio o una botella, que tengan tapas.
Llenar hasta la mitad el frasco con pequeños objetos punzantes como alfileres, raspaduras de metal, vidrios rotos, hojas de afeitar, etc. Una vez que el tarro está medio lleno con estos objetos, llenar el frasco con una mezcla de agua bendita y sal. Pon la tapa en el frasco y asegúrate de que está bien sellado. Este frasco o botella debe ser enterrado en la tierra por lo menos a 40 cm de profundidad.
Siempre y cuando la botella se mantenga en el suelo, Tú estarás protegido de cualquier daño que esté en tu camino y podrás Alejar todo el mal.
Sea cual sea la fecha en que haces este hechizo, debes repetirlo una vez al año, el día 31 de Octubre, día de las Brujas.
Alejar todo el mal y proteger el hogar:
Consíguete una buena cantidad de agua bendita, al menos medio litro.
Agrega al agua sal fina, 3 cucharadas y 1 cucharada de sal de ajo. Coloca una cucharadita de romero en polvo.
Coloca la preparación en un rociador de limpieza y comienza a limpiar desde la puerta principal de tu casa. Rocía sobre tu mano, que se moje bien, y traza una cruz sobre la puerta mientras dices:
“El mal existe, pero aquí no entrará”
Procede en sentido contrario a través de la casa, repitiendo el procedimiento en todos los rincones de cada habitación, en todas las ventanas, puertas y espejos. No te olvides de los teléfonos, ordenadores,  máquinas de fax, televisores y elementos de conexión a internet.
Es muy recomendable hacer este ritual en fecha santas, como el 25 de diciembre, en Pascuas, o el día de la Virgen.
Es importante llevar a cabo un hechizo como éste en un nuevo hogar antes de mudarse a él.

Alejar todo el mal de tu casa:
Para este hechizo necesitarás:

  • 3 dientes sin pelar de ajo
  • 3 grandes clavos de hierro
  • 9 pedazos de hilo blanco (unos 30cm de largo cada uno)
  • 9 pedazos de hilo negro (unos 30cm de largo cada uno)
  • 9 pedazos de hilo rojo (unos 30cm de largo cada uno)
  • Cera para fundir (puedes derretir la cera de una vela)
  • Una clara de huevo
  • Agua
  • Vino

Haz una torcedura o trenza tomando 3 hilos blancos, 3 rojos y 3 hilos negros juntos,  una vez hecha la trenza sumerge en la cera fundida para fijar los hilos entre sí, de manera que forme un cordel rígido. Haz esto dos veces más para tener 3 trenzas encerados.
Coloca los clavos en un fuego hasta que estén al rojo vivo, mientras está todavía caliente (se puede dejar que se enfríe un poco) ensarta un diente de ajo. Luego enrolla uno de los cordeles encerados alrededor de cada clavo hasta dejarlo cubierto.
Hacer un triángulo con los clavos en una mesa o en tu altar.
Dentro del triángulo coloca el huevo entero, crudo, natural, con su cáscara.
Rociar con una gotas de agua y de vino todos los días para mantener la protección de tu casa y alejar todo el mal que pueda estar rodeándote.


Comments
  1. Posted by Tiziana Prado
  2. Posted by elizabeth
  3. Posted by Tiziana Prado
  4. Posted by Conchita

Dejame tus Comentarios

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.