Amuletos y talismanes para uso personal

Amuletos y talismanes para uso personal

Amuletos y talismanes para uso personal

Amuletos y talismanes son dos artículos del mundo de la magia de raíces antiquísimas que vienen acompañando los sueños, deseos y contacto del mundo físico del ser humano con el plano espiritual.

Amuletos y talismanes suelen ser confundidos frecuentemente y muchas personas piensan que son sinónimos. De hecho, aunque las diferencias son a veces sutiles, cada uno se crea con un propósito diferente: un encanto, por ejemplo,  está hecho para atraer la buena suerte, un hechizo de lanza tanto para atraer como para rechazar determinadas fuerzas o energías, un amuleto proporciona protección contra el peligro, y un talismán se utiliza para atraer un beneficio particular a su dueño.

La palabra encanto viene del francés charme, lo que significa canción. La bendición que un sacerdote da al final de un servicio es un ejemplo de este tipo de encanto. Pero poco a poco, la gente llegó a la conclusión de que las palabras habladas eran efímeras, mientras que un objeto sólido tenía un efecto o un poder permanente.
Casi todas las cosa pueden (y han sido) utilizarse como Amuletos y talismanes. Botones y monedas son buenos ejemplos. Esto es porque estos artículos se pierden con frecuencia, y son encontraron por otros, lo que con el tiempo fue considerándose como augurios o presagios de buena suerte. Casi cualquier cosa que tú encuentres puede ser utilizados como un encanto. Los amuletos de la suerte se realizan normalmente en la persona, pero hay excepciones. En muchos taxis y vehículos de transporte suelen llevar una medalla de San Cristóbal en el espejo, pues sus conductores prefieren tener la medalla en un sitio en que la puedan ver, en lugar de alguna parte de su persona.

Un trébol de cuatro hojas siempre se ha considerado un amuleto de la suerte, tanto si se lleva encima como si se pone a la vista. Esta vieja canción irlandesa que explica por qué los Amuletos y talismanes de tréboles han sido tan populares:
“Una hoja es por la fama,
y una hoja es por la riqueza,
la otra es para un amante fiel,
Y la última para una salud gloriosa,
todos estamos en el trébol de cuatro hojas.”
Es decir, el trébol reúne las aspiraciones más básicas y fervientes del ser humano: Salud, amor, dinero y reconocimiento.

Una serie de Amuletos y talismanes tienen un significado religioso. Los peces se han convertido en un símbolo de la iglesia cristiana. Un encanto de peces atrae a la riqueza y la abundancia. El ankh o Anj es un símbolo egipcio antiguo para la vida eterna, y, a veces se conoce como la cruz de la vida. Proporciona buena suerte. También protege de la enfermedad, lo que significa que puede ser usado como un amuleto, así como un encanto. Las pulseras de dijes permiten a las personas a llevar una serie de encantos, al mismo tiempo. Mucha gente tiene una colección de objetos que se utilizan como amuletos y talismanes, ya sea por separado o en conjunto. Ellos no tienen que ser visibles, y se puede usar debajo de la ropa o llevar en un bolso, si así lo desea.

AMULETOS
Los amuletos han sido usados ​​para la protección desde hace miles de años. Los primeros pueblos vivían en un mundo donde ocurrían cosas extrañas y aterradoras que desafiaban las explicaciones. En consecuencia, se han utilizado amuletos para proteger los hogares, las familias y el ganado. Los amuletos también fueron utilizados para proteger a las personas del “mal de ojo”. La creencia de que una persona o animal podría dañar a otro mirándolos con un mal de ojo se remonta, al menos, cinco mil años, y se han descubierto en las antiguas tablillas de arcilla descripciones acerca del daño que el mal de ojo puede infligir. El dios sumerio Ea pasó la mayor parte de su tiempo luchando contra el mal de ojo. Incluso hoy en día, en muchas partes del mundo, el mal de ojo se considera una amenaza importante, y varios tipos de amuletos se usan para evitarlo.

Los amuletos eran elementos originalmente naturales, como los dientes de un animal o una piedra semi-preciosa. Sin embargo, tú puedes elegir cualquier cosa que te guste: Medallas, campanas, hierbas, maderas, estampas, fotografías, rocas y casi cualquier objeto. Los nudos por ejemplo, son amuletos eficaces porque se cree que pueden atrapar espíritus malignos.
Tómate tu tiempo a la hora de elegir un amuleto. Piensa en tu propósito de querer uno, y cómo va a usarlo o llevarlo.
En varias ocasiones, los amuletos parecen encontrar a las personas cuando más los necesitan, por lo que si en alguna circunstancia aparece ante ti un objeto revolviendo un cajón, encuentras una moneda o medalla por la calle, una piedra o trozo de madera de formas extrañas y llamativas, es porque el objeto viene hacia ti como un amuleto de suerte y protección para ayudarte. Siempre debes estar atento a estos detalles que la magia pone ante nosotros.

En el próximo artículo sobre Amuletos y talismanes nos referiremos a estos últimos y también iremos viendo las correspondencias de los Amuletos y talismanes con los colores y las fechas de nacimiento, y sobre todo, como cargarlos y utilizarlos para tener suerte y protección hacia nosotros. ¡Hasta pronto!!


Comments
  1. Posted by Sergio Parra

Dejame tus Comentarios

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.