Anular una brujería, trabajo o maldición

Anular una brujería

Anular una brujería

Anular una brujería sepas o  no de dónde proviene

Anular una brujería o un trabajo de magia que te hayan hecho no tiene por qué ser complicado ni llevarte a gastar dinerales en dudosas soluciones, cuando básicamente necesitas un solo ingrediente: Confiar en tu enorme fuerza interior.
Somos seres de mucho poder y una sola intención, una fe bien llevada, un convencimiento absoluto puede con cualquier cosa, porque quien sea que te haya trabajado puede tener igual poder que tú, pero no más. El poder de más sobre ti que parece tener, se lo has dado tú, y ahora con este ritual para anular una brujería se lo vas a quitar, romper y desaparecer.

Qué elementos serán necesarios para este ritual:
-7 velas blancas
-1 vela negra
-Aceite: oliva o una vaselina neutra estará bien
-7 hojas de papel y algo para escribir
-Una cinta, lana o cordel de color negro
-Hierbas: Romero, salvia, hisopo, vetiver (Con una estará bien, si tienes más utiliza varias)
– Pimienta de cayena, negra o roja
-Un recipiente a prueba de fuego
-Incienso o varillas de sahumerio de sándalo.
-Sal gruesa

Procedimiento para anular una brujería:
Día de inicio del ritual
(dura 7 días): El día que comienza la luna menguante
Horario: Cualquier hora entre que el sol se ha puesto hasta antes que salga
La primera noche toma las 7 velas blancas y la vela negra, y úngelas con el aceite mezclado con un poco de la pimienta que tengas, puede ser cualquiera pero no pimienta blanca.
Una vez que todas las velas están consagradas, toma una sola blanca y deja las demás aparte.
Enciende la vela.
Deja quemar unos momentos y luego escribe en el papel:
“Ojo por ojo, acción por acción, deseo por deseo, uno a uno anulo el mal que me has hecho. Así lo mando. Libero mi cuerpo físico. Está hecho.”
Ahora toma la cuerda, cordel, cinta o lana negra y hazle un fuerte nudo repitiendo lo que escribiste en el papel.
Deja la cinta negra a un costado, toma el papel y préndelo fuego con la llama de la vela.
Arrójalo rápidamente al recipiente y mientras duran las llamas, espolvorea un poco de la/s  hierba/s que seleccionaste al fuego para que se quemen, en parte al menos.
Deja que la vela blanca se consuma y apague sola.

En los 6 días sucesivos que restan, vas a hacer el mismo procedimiento: Encender una vela blanca, escribir un hechizo en un papel, hacer un nudo en la cinta negra, quemar el papel, dejar consumir la vela, pero habrá una pequeña variación en la frase, ya que cada día vas a ir liberando una parte de ti:
El segundo día escribirás: “Ojo por ojo, acción por acción, deseo por deseo, uno a uno anulo el mal que me has hecho. Así lo mando. Libero mi abundancia y mi prosperidad. Está hecho.” Y repetirás lo mismo al anudar la cinta.
El tercer día escribirás: “Ojo por ojo, acción por acción, deseo por deseo, uno a uno anulo el mal que me has hecho. Así lo mando. Libero mi sexualidad. Está hecho.” Y repetirás lo mismo al anudar la cinta.
El cuarto día escribirás: “Ojo por ojo, acción por acción, deseo por deseo, uno a uno anulo el mal que me has hecho. Así lo mando. Libero mi corazón y los sentimientos y el amor. Está hecho.” Y repetirás lo mismo al anudar la cinta.
El quinto día escribirás: “Ojo por ojo, acción por acción, deseo por deseo, uno a uno anulo el mal que me has hecho. Así lo mando. Libero mi salud y bienestar. Está hecho.” Y repetirás lo mismo al anudar la cinta.
El sexto día escribirás: “Ojo por ojo, acción por acción, deseo por deseo, uno a uno anulo el mal que me has hecho. Así lo mando. Libero mi trabajo y mi progreso. Está hecho.” Y repetirás lo mismo al anudar la cinta.
El séptimo y último día escribirás para anular una brujería: “Ojo por ojo, acción por acción, deseo por deseo, uno a uno anulo el mal que me has hecho. Así lo mando. Libero todo en mí, lo que faltase liberar. Todo lo que soy es libre. Está hecho.” Y repetirás lo mismo al anudar la cinta.
Este último día además, encenderás junto con la blanca, la vela negra.
Antes de que la vela negra se apague, mientras aún tenga llama, toma la cinta anudada, llévala a la llama para que cobre fuego y arrójala al recipiente para que se queme.
La cinta debe quemarse toda, de modo que si el fuego es insuficiente, quémala con un yesquero, un encendedor de cigarros, viértele un poco de alcohol…lo que sea necesario para que se queme y se reduzca a cenizas, junto con el resto de cenizas de los papeles que ya hace días se acumulan allí.

-Deja quemar la última vela blanca y la vela negra y junta todos los elementos: los restos de cera de todas las velas, las hierbas, las cenizas de papeles y cinta. Pon todo en un recipiente para transportarlo y llévalo para enterrar todo bien, lo más alejado que puedas de tu casa.
Cavas, colocas todo ello, lo cubres con sal gruesa y tapas otra vez.
Y habrás así conseguido anular una brujería o cualquier mal que te hayan hecho, sabiendo de quien venía o no conociendo nada.
Tus cosas comenzarán a mejorar rápidamente, lo sentirás primero en tu cuerpo, en tu estado de ánimo y luego en los sucesos que irán ocurriendo para tu pleno bienestar. Que así sea!!


Comments
  1. Posted by Tiziana Prado
  2. Posted by Esteffani
  3. Posted by Tiziana Prado
  4. Posted by Carlos
  5. Posted by Tiziana Prado
  6. Posted by gestalt
  7. Posted by Tiziana Prado
  8. Posted by daniela
  9. Posted by lisa
  10. Posted by Tiziana Prado
  11. Posted by Pau
  12. Posted by Tiziana Prado
  13. Posted by Yaqueline
  14. Posted by Tiziana Prado
  15. Posted by TATIANA
  16. Posted by TATIANA
  17. Posted by Tiziana Prado
  18. Posted by Eva

Dejame tus Comentarios

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.