Cambiar de trabajo puede sanarte

Autora: | Publicado en Suerte en el TRABAJO Sin Comentarios

 

Cambiar de trabajo

Cambiar de trabajo

Cambiar de trabajo para muchas personas es una idea muy aterradora y  estresante. Cambiar su trabajo y estilo de vida no es algo sencillo ni debe ser tomado a la ligera, aunque definitivamente es algo que la mayoría de las personas experimentan al menos una vez en su vida. Si has cambiado de trabajo con frecuencia por propia elección, es posible que tengas una perspectiva completamente diferente sobre los cambios de carrera y te sientas a gusto con nuevos desafíos y novedosos puestos de trabajo. Si es así, considérate afortunado porque eres un pequeño porcentaje de la población trabajadora.

En promedio, muchas personas cambian de carrera o puestos de trabajo de hasta 10 veces en su vida. Algunos individuos únicos pueden cambiar más de 10 veces. ¿Esto nos habla de una persona inestable o por el contrario de una persona con diversos intereses? Depende por supuesto de cómo se mire y de quién hablemos, de su entorno y de su estructura familiar y psicológica.
Sin embargo, cambiar de trabajo no es el fin del mundo. Mientras que las personas no pueden verlo en el momento debido a la preocupación y el estrés que el cambio puede causar, un nuevo trabajo puede de hecho curar y ofrecerte una amplia variedad de beneficios. Es importante entender todos los beneficios que el cambio de trabajo te puede ofrecer para que puedas decidir si estás en necesidad de un cambio. Veamos:

Cambiar de trabajo por un posible aumento en el Salario:

Una de las razones más populares por qué las personas cambian de trabajo se debe a que están en necesidad de más dinero. Las personas que deciden cambiar de trabajo pueden estar en realidad más motivadas a buscar trabajos mejor remunerados y encontrar éxito en este ámbito, que a realizar algo que sea más placentero pero menos remunerativo. Es posible que haya más beneficios con el nuevo trabajo que reduzcan el estrés financiero a las familias con problemas. Indudablemente Cambiar de trabajo por estas razones es muy atendible, sin embargo la ciencia refuerza la idea ahora de que el mundo iría mucho mejor si la gente ama lo que hace, en lugar de hacerlo simplemente por presión o conveniencia económica.

Cambiar de trabajo  por tener un cambio de actitud

Cuando la gente decide cambiar de trabajo se liberan de la aburrida rutina diaria que han utilizado desde hace años y buscan entrar en algo completamente nuevo. Al traer nuevas oportunidades a su vida, tú puedes cambiar tu perspectiva inmediata y darle un nuevo propósito al día a día, tú puede reanimar a las experiencias positivas en tu vida cotidiana. Con cada nueva oportunidad llega un nuevo sentido de esperanza y motivación.

Cambiar de trabajo por oportunidades educativas:

A veces, cuando la gente quiere cambiar o mejorar las trayectorias profesionales tienen que volver a la escuela o tomar algunas clases nuevas, hacer masters o doctorados, postgrados y todo tipo de cursos que suman a la capacitación ya recibida. Esto puede hacer maravillas en los niveles de confianza y en la aparición de nuevas oportunidades laborales generadas gracias a esta sobre-capacitación adquirida. Esto es realmente beneficioso para un futuro estable  y tú puedes expandirte en diferentes industrias y sectores que pueden pagar más que el actual. Si no has tenido la oportunidad de ir a la universidad por las razones que fueren y has quedado atascado en un trabajo sin futuro, haciendo este cambio hacia un horizonte más profesional puede ser una experiencia que cambia tu vida de manera muy significativa e  importante. No hablamos de que te vuelvas médico, la especialización y aprendizaje de un oficio puntual ya es altamente favorable. Estudia siempre que puedas pues el saber no ocupa lugar!!

Cambiar de trabajo por seguridad a futuro

Cuantas más carreras, estudios o conocimientos tenga un individuo tiene en su haber más podrán sentirse seguros sobre su futuro. Si una industria se extingue siempre pueden confiar en la experiencia que lograron en otra posición y pasar de allí a otra cosa. Por ello cambiar de trabajo con frecuencia no necesariamente indica inestabilidad, quizá sea un indicativo de inquietudes y de estar preparado para hacer diferentes tareas si la vida lo presenta así.

Liberarse de la rutina, y estar libre de estrés

Una gran cantidad de personas son infelices con sus trabajos y carreras. Las rutinas diarias pueden llegar a ser deprimentes, el trabajo puede llegar a ser mundano y la gente puede empezar a sentirse atrapado en un trabajo sin futuro. Evitar este conjunto y tomar las riendas de tu carrera, cambiando tu trabajo cada pocos años no es una mala idea.
El estrés laboral, sentirse “atrapado” en la vida y la sensación general de depresión en el lugar de trabajo puede causar todo tipo de problemas de salud, físicos y mentales. No dejes que te suceda a ti, hacer el cambio y trabajar hacia un futuro más saludable, más feliz y exitoso.
En el mundo complejo en que vivimos, lo económico condiciona muchas veces nuestra actividad laboral, no siempre hacemos lo que nos gusta ( de hecho las estadísticas indican que casi nunca) por lo que debes analizar esto y balancear las prioridades. El dinero pesa, pero el bienestar, la salud y la felicidad también.
Cambiar el trabajo puede sanar…¡¡¡el mundo necesita más gente que ame lo que hace!!!


Opt In Image
¿Buscas Respuestas en Tu Vida?
Encuentra El Secreto Oculto Detras de tu Nombre…

Con más de 3.000 clientes satisfechos y conformes con sus reportes, estamos seguros de la calidad y precisión de los mismos.

Dejame tus Comentarios

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.