Cargar un talismán para su uso

Cargar un talismán para su uso

Cargar un talismán para su uso

Cargar un talismán, una vez que has elegido el apropiado para el fin que deseas, es infundirle un poder y una energía que lo llene completamente y se almacene en él de manera intensa y constante, para poder disponer de su fuerza en todo momento.

Cargar un talismán debe hacerse de manera completamente afín tanto a tu persona como a tus objetivos y deseos específicos. Los talismanes son importantes herramientas mágicas que necesitan ser una sola cosa con tu persona, por ello es que son tan personales y difícilmente pueda ser efectivo un talismán o un amuleto que pertenezca a otra persona. Estos elementos mágicos son excluyentemente personales, únicos para ti y tus deseos y metas, y el proceso de Cargar un talismán determinará que solamente sirva para ti y sólo para ti.

El mejor momento para cargar un talismán es cuando la luna está llena. Báñate y cámbiate con una ropa limpia antes de cargar tu talismán, preferentemente con ropa de color blanco.  Algunos magos y hechiceros prefieren estar desnudos durante esta ceremonia, ya que expone el talismán a sus campos energéticos personales, pero esto queda exclusivamente a tu criterio.
Hay muchas formas diferentes de cargar un talismán, al menos siete métodos reconocidos como válidos y efectivos. Uno de estos métodos y probablemente el más difundido y utilizado es el llamado “Método por dedicación” que tiene la ventaja de ser fácil de realizar.
Tú necesitarás una habitación que no será ocupada por varias horas después de haber cargado tu talismán. Tú también necesitarás una mesa o un estante para que actúe como un altar y un poco de incienso para purificar las energías del lugar.
Enciende el incienso primero, paseándote por la habitación con él. Déjalo encendido en el altar.
Coloca el talismán también en el altar. Párate frente a él, y convoca y agradece a la fuerza vital universal por protegerte y guiarte a usted. Después de esto, puedes decir una oración, un rezo o incluso recitar un poema que te guste. Tú también puedes optar por escribir un poema especialmente para este ritual, escribir tu propia oración o plegaria especial para este momento. Una vez que hayas terminado de recitar las palabras elegidas, mirarás fijamente a tu talismán durante al menos un minuto, y luego hablarás con él. Estas son las palabras puedes utilizar:

“Por las fuerzas divinas que operan a través de mí, te doy poder y te consagro para (mencionar el propósito para el cual el talismán ha sido diseñado para llevar a cabo). Te imbuiré con todos los poderes del universo para que puedas llevar a cabo tu tarea, y te doy las gracias de antemano por toda la energía, el poder, y los beneficios que me ofrecerás.”

Fija la mirada en el talismán durante otro minuto, y luego decir simplemente “gracias”. Deja el talismán en el altar durante el mayor tiempo posible. Sal de la habitación en silencio, y asegúrate de que la habitación no se utilizará durante al menos varias horas. Tu talismán está ahora listo para su uso. Te servirá fielmente, y las propiedades que has  imbuido en él durarán para siempre. Esto no siempre es deseable y una vez que se ha logrado tu objetivo, tendrás que desactivar el talismán. Esto lo haces o bien destruyéndolo por fuego o enterrándolo en una caja o frasco muy bien cerrado de vidrio, tras agradecer sinceramente por ayudarte. Si el talismán es de un material que puede ser quemado, puedes crear un pequeño ritual usando una vela. Enciende la vela y de ponte de pie delante de ella sosteniendo el talismán en tus manos ahuecadas. Agradecer a los arcángeles en los cuatro puntos cardinales por asistirte y girar partiendo del Este, siguiendo con el sur, el oeste y finalizando en el norte, dices:
“Gracias talismán por todo lo que has hecho.”
Sostenerlo en el aire por unos momentos, y luego llevarlo a la llama de la vela. Obviamente, usted no será capaz de hacer esto si el talismán no puede ser quemado. Si el talismán está hecho de una sustancia valiosa, como el oro o la plata, puedes eliminar las influencias talismánicas repitiendo este ritual de agradecimiento con los puntos cardinales durante tres días seguidos.

LOGRAR TUS METAS
Si llevas un talismán para el éxito financiero, tu mente subconsciente trabajará hacia este objetivo y traerá oportunidades financieras para tu atención. En este caso, se podría decir que tu creencia en el talismán está proporcionando la energía necesaria para que el proceso funcione. Ciertamente, no sirve de nada que lleves un talismán de ningún tipo si tú no crees en él. Esto es porque tu escepticismo anularía completamente la programación del talismán. Ha habido casos en que esto ha causado la desgracia a quien llevaba ciertos talismanes. Como el famoso “Diamante de la esperanza” causado miseria y daño a todo el que lo poseía. Lo ideal es que experimentes con una variedad de encantos, amuletos y talismanes y veas qué pasa. Como siempre digo, el ritual, talismán o amuleto, el hechizo, te elegirá a ti y no tú a él. De todas las cosas que mires, pruebes y leas, posiblemente habrá muchas en que no creas o no te parezcan reales o posibles, pero tarde o temprano encontrarás uno que sí, que en tu interior sabrás que funcionará, creerás en él y esto hará que la magia funcione. La fe y la confianza puesto en ello hará que la realidad comience a suceder como tú lo quieres. Vas a aprovechar el poder del universo para atraer lo que quieres, y para repeler lo que no quieres. ¡¡Usa  de ellos para bien, y crear la vida que te mereces.!!


Dejame tus Comentarios

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.