Eliminar una maldición de un objeto

eliminar una maldición de un objeto

eliminar una maldición de un objeto

Eliminar una maldición de un objeto con varios procedimientos

Para Eliminar una maldición de un objeto existen varios métodos y procedimientos, de muy sencillos a muy complejos, todo dependerá de cuán cargado negativamente esté el objeto en cuestión.

No les ha pasado que tienen algún objeto, un regalo por ejemplo, y desde que lo tienen en su poder las cosas comienzan a salir terriblemente? Pues a mí me ha pasado varias veces! Desde cosas que he encontrado, objetos que he comprado o me han sido regalados. Particularmente recuerdo un cuadro que me reglaron (una pintura de un bosque preciosa!) que fue colgarlo en la pared y que las cosas se salieran de control, una seguidilla de mala suerte que no he olvidado! Pero comprendí rápido la lógica de esto: El regalo fue de un familiar político con quien no nos apreciamos realmente, solo mantenemos una falsa cordialidad por el bienestar familiar, seguramente es algo que conocen, verdad?!
El caso es que la pintura venía con un plus energético, inconsciente quizá, que alteró mi suerte de manera increíble.
Si les ha sucedido esto alguna vez, veremos cómo limpiar y eliminar una maldición de un objeto para poder utilizarlo.

Si la carga negativa del objeto es baja se puede limpiar simplemente con un poco de agua bendita, pasarlo a través del humo de inciensos o sahumerios o colocarlo en agua salada o sobre una pila de sal. Esto puede ser muy útil y práctico por ejemplo, para objetos que encontramos en la calle tirados o si adquirimos un objeto usado. Es casi de manera preventiva que se debe limpiar cualquier objeto usado, incluso objetos grandes como un coche o una casa que ya ha sido ocupada por gente. Un buen lavado con agua con sal, un poco de vinagre y unas gotas de agua bendita pueden hacer maravillas, ya sea para el lavado exterior del automóvil o el suelo, paredes, puertas y ventanas de la casa.

-Si empezamos a notar una relación entre una mala suerte repentina y constante y un objeto que hemos adquirido, y haciendo la limpieza básica anterior no da resultados, hay que pasar a otro nivel para eliminar una maldición de un objeto.
Los elementos a utilizar son los mismos para un objeto pequeño que para uno grande, aunque cambia el procedimiento:
-Una vela negra
-Una vela blanca
-Cobre
-Sal gruesa
-Una piedra de amatista
-Sea cual fuere el objeto, la limpieza se hace siempre con la luna en cuarto menguante.

Para un objeto pequeño
Toma una caja de madera y ponle una buena capa de sal gruesa.
Toma el objeto y envuélvelo en cobre. El cobre es un excelente conductor y junto con la sal harán de catalizadores para quitar cualquier mal energía. El cobre puedes sacarlo de los cables de electricidad, quitando el forro plástico a los cables. Si tuvieras láminas de cobre se las que se usan para hacer artesanías puedes usar eso. Debes envolver el objeto con el cobre. Una vez que está cubierto, lo colocas en la caja de madera y cubre con sal hasta completar.
Pon la vela negra encima de la sal, enterrada un poco en la sal y enciéndela. Deja que queme y se consuma.
Cuando se ha apagado, coloca la vela blanca, enciende y deja quemar.
Coloca en la caja la piedra de amatista.
Cierra la caja con su tapa y si el tiempo está bueno, deja la caja a la intemperie por las noches de modo que la luna menguante de sobre ella.
Si el clima es malo, deja la caja dentro pero trata de que la luna pueda darle a la caja al menos un par de horas, por lo que es buena idea dejarla bajo una ventana.
Deja por el término de toda la fase menguante. Cuando sea luna nueva, ya puedes quitar el objeto y utilizarlo con tranquilidad.
Nota: Si tuvieras una olla o recipiente de cobre, no necesitas el cobre de los cables ni la caja. Simplemente coloca sal en la olla, pon el objeto, cubre con sal y haz el resto de manera similar.

Para un objeto grande
Para un coche, una bicicleta, un cuadro, una máquina de coser, una cocina, cualquier objeto usado de buen porte que sospeches estás cargado negativamente, deberás rodearlo primero con un círculo de sal.
Si te queda cómodo, rodea el objeto con los alambres o hilos de cobre. Si no pudieres hacer esto, haz unos cuantos pequeños ovillos con el cobre y ponlos sobre el objeto, en contacto con el objeto, por ejemplo colgando de la bicicleta, sobre la cocina o dentro del automóvil, en su interior o en el interior del baúl o cajuela.
Coloca en algún lugar la piedra de amatista en contacto con el objeto.
Posiblemente no puedas colocar el objeto bajo la luna, que eso no te preocupe, halo si puedes, sino simplemente ten en cuenta de hacerlo en luna menguante.
Enciende dentro del círculo de sal que has hecho la vela negra y deja consumir y apagar.
Luego haces lo mismo con la blanca.
Debes mantener esto durante toda la fase de luna menguante. Es posible que para el coche se te complique porque seguramente lo utilizas. Si puedes, mantenlo en el círculo toda la semana, pero si no es posible, hazlo la primera vez, una noche, y luego durante la semana simplemente al guardarlo lo rodeas con un círculo de sal.
Nota: Si tuvieses una gran olla de cobre, simplemente llénala de sal, coloca la amatista y ponla sobre el objeto o dentro del objeto, por ejemplo el interior del coche o el horno dela cocina.

Si se tratase de una casa, una oficina o negocio, simplemente debes colocar en todos los rincones un tazón o recipiente metálico con sal y un buen ovillo de cobre, junto con la amatista. En todos los rincones! La ventaja es que puedes disimularlo tras sillones, plantas, etc. si no quieres que se vea. Mantén una semana de luna menguante y luego desecha.
Nota: Si tuvieses una gran olla de cobre, simplemente llénala de sal, coloca la amatista y ponla en el centro del lugar por toda la semana de luna menguante.

Una vez que has logrado eliminar una maldición de un objeto, la sal, el cobre y la amatista deben ser arrojados a un curso de agua (Río, arroyo, mar, etc.) Si no pudieras hacer esto, arroja los elementos tan lejos de tu casa como puedas.

Como amuleto catalizador permanente de las malas energías, puedes hacer este sencillo procedimiento, una vez que has hecho la limpieza grande o general antes descrita:
Toma un trocito de caño metálico, por ejemplo, un sencillo trozo de caño de cortinas.
Debe ser metálico, no de plástico, vidrio o madera.
Llena el tubito con sal gruesa y una piedrita de amatista. Sella un extremo con cera de vela blanca y el otro con cera de vela negra.
Toma alambre de cobre y rodea todo el tubo de punta a punta.
Cuélgalo en un lugar o llévalo en la guantera del coche, por ejemplo, todo el tiempo, para que catalice y transforme las malas energías ambientales.

De modo que ya lo sabes…puedes eliminar una maldición de un objeto con muy poca cosa, un par de velas, una amatista y mucha sal y cobre! Pon manos a la obra y tu objeto quedará libre de toda negatividad y mala suerte!


 

Opt In Image
EL MAS COMPLETO LIBRO DE MAGIA BLANCA
El "Manual de los Maestros Hechiceros" ha sido creado por el Maestro Esteban Portela.

Dejame tus Comentarios

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.