Envidias y malas ondas: defensas efectivas

Envidias y malas ondas

Envidias y malas ondas

Envidias y malas ondas tenemos de un modo u otro siempre alrededor nuestro, Cómo defenderse efectivamente para que no nos afecte.

Envidias y malas ondas recibimos a menudo de propios  y extraños, de forma inofensiva en ocasiones y en otras con una gran carga negativa que nos afecta profundamente, incluso más de lo que podemos admitir. Las cosas comienzan a no salir, actividades y negocios que se traban, comercios que dejan de vender, disputas de pareja o familiares, todo un abanico de pesares que debemos repeler a tiempo antes que las personas que nos tiran Envidias y malas ondas y que se ponen “verdes de envidia”, se salgan con la suya.

Envidias y malas ondas, protección I:
Este es un hechizo para protegerte o también proteger a otra persona de las críticas y el odio de los otros.
Este hechizo puede realizarse durante cualquier fase de la luna.
Debes tener algo que se conecta a la persona, como una pieza de escritura a mano, un cabello, una prenda personal, debe ser algo que pueda quemarse.
Por otro lado, necesitas una fotografía tuya o de la persona que quieres proteger.
Enciende una varilla de incienso o sahumerio de limón y una vela de color violeta. Prepara un plato o recipiente donde poder quemar.
Toma tu fotografía y colócala en un recipiente con agua bien fría o helada.
Toma el objeto personal que tengas del otro, incéndialo con la llama de la vela y déjalo quemar en el plato mientras dices:
“Por el poder del fuego te alejo, te anulo y te venzo, mientras el poder del agua me protege y me cuida”
Una vez que se ha quemado la prenda personal, retira tu foto del agua y déjala secar al lado de la vela hasta que esta se consuma completamente.
Arroja las cenizas  fuera de tu casa y guarda tu fotografía.

Envidias y malas ondas, protección II:
Este es un ritual para proteger un negocio, un local comercial, una oficina en la que tengas tu estudio, en fin, donde desarrolles tu actividad. Si ésta la realizas en casa, puedes utilizarlo perfectamente.
Toma unos 250gr de comino molido, 500gr de sal gruesa y unos 5 dientes de ajo.
Pica finamente los ajos, mezcla con la sal y el comino.
Te diriges fuera del local con la preparación y comenzando por el Este, vas caminando alrededor de toda la propiedad arrojando puñaditos del preparado. No hace falta hacer un círculo, solo esparce bien con puñaditos, arrojándolos como si estuvieras sembrando semillas. Con esta preparación estarás protegido, recuerda volver al punto de partida de modo de cerrar un círculo imaginario.

Envidias y malas ondas, protección III:
Puedes hacer este amuleto para llevar contigo y también para colgar en la puerta de tu casa.
Toma una nuez moscada entera, un puñadito de clavos de hierro, y unas hojas de gordolobo, si no consigues esta planta puedes reemplazar por hojas de limonero o naranjo amargo.
Mete todo en una bolsita de tela pequeña de color azul o turquesa y ciérrala bien.
Si la llevas contigo, ante la presencia de las personas que te dan Envidias y malas ondas, toca la bolsa y dices:
“Me paro en un círculo de luz que nada puede cruzar”
Si la cuelgas en tu puerta, agrega dentro de la bolsa una papel con esta frase:
“Un círculo de luz que nada puede cruzar me está protegiendo”

Envidias y malas ondas, protección IV:
Para mantener a raya el mal influjo de quienes nos envidian, sobre todo si han estado en nuestra casa o negocio un rato, hacer una mezcla de las siguientes hierbas:
Angélica, curry en polvo, cardo, tormentil o consuelda roja, Phytolacca decandra (conocida como raíz del empuje), corteza de eucaliptus.
Pica bien todo, quizá te sea útil hacerlo con una procesadora, de modo que quede un polvo medianamente fino.
Arroja el polvo en todos y cada uno de los rincones de tu casa o negocio y deja allí unas 24 hs, luego junta y bota a la basura.

Envidias y malas ondas, protección V:
Este ritual llevará más tiempo, pero es muy efectivo.
En una noche de luna menguante, toma una fotografía de la persona o personas que te molestan con envidias y malas ondas, tiene que ser si o si una fotografía.
Toma dos clavos comunes de hierro de unos 5 a 10 cm y sujétalos con cinta adhesiva en forma de cruz sobre la foto, no debes clavárselos a la persona, sólo haz una cruz sobre ella.
Entierra a poca profundidad y deja tiempo suficiente para que la lluvia y la intemperie hagan su trabajo.
Cuando los clavos estén bien oxidados, los colocas sobre una superficie dura y los golpeas repetidamente con un martillo, diciendo tu furia y que ya dejen de molestarte.
Arroja luego los clavos a la entrada de la propiedad de estas personas y deja la fotografía en la tierra otra vez para que se disuelva con el paso del tiempo.
De este modo estarás protegido contra sus envidias y malas ondas, y dejarán de molestarte.


Comments
  1. Posted by Tiziana Prado
  2. Posted by Ana
  3. Posted by Tiziana Prado
  4. Posted by Sofía
  5. Posted by Tiziana Prado
  6. Posted by Alicia

Dejame tus Comentarios

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.