Hechizos de protección contra ataques

Hechizos de protección contra ataques

Hechizos de protección contra ataques

Hechizos de protección que puedes realizar tú mismo fácilmente para ponerte a salvo de ataques físicos, psíquicos y mágicos.

Hechizos de protección son aquellos que podemos utilizar para prevenir determinados tipos de ataques, ya sea contra nuestra integridad física, malas energías o trabajos mágicos dirigidos contra nosotros, protección contra artes oscuras y envidias, y hasta de animales o espíritus.
Hay hechizos de protección realmente muy fáciles de preparar y realizar, con pocos ingredientes y breves pasos, que tú puedes hacer para utilizar como defensa.
Veamos algunos ejemplos de hechizos de protección que suelen utilizarse en estos casos:

Hechizo para evitar la entrada a un edificio o una propiedad I:
para este tipo de hechizos de protección, que se utiliza una gran carga energética como base, deberás colocarte en un estado mental apropiado, recurriendo a la meditación o a la concentración para acumular un buen caudal de energía que utilizarás en el ritual.
-Una vez que te sientas con la fuerza energética suficiente, te diriges a la puerta de entrada de lo que puede ser tu casa, tu negocio, un edificio y hasta un terreno baldío o campo en el que no deseas que entren personas que puedan dañarte de alguna manera o incluso que traigan su mala energía para dejarlo en el lugar. Se puede utilizar para prevenir robos, ya que la idea principal es que no entre ninguna persona a causar daño del modo que sea.
-Vas a necesitar básicamente una llave de cualquier tipo, ajo en polvo y una pizca de sal gruesa o fina.
-Espolvoreas el ajo en polvo y la sal en tus manos y tomas la llave.
-Te paras ante la puerta principal y extiendes tus dos manos hacia delante, con las palmas de las manos bien abiertas y los dedos separados, pero sujetando con una de tus manos la llave. Juntas ambas manos de modo que los dedos coincidan, como si estuvieras apretando la llave colocada en la palma de la mano con la otra mano.
-Una vez que has juntado las manos las vas a girar hacia la izquierda con un movimiento de muñeca, de modo que queden ambas en posición horizontal.
-Ahora vas a entrelazar los dedos, apretándolos fuertemente entre sí, encerrando esta forma completamente la llave. Éste giro que has hecho con las manos representa un movimiento de cerradura o cerrojo.
-Desde esa posición, recoges lentamente tus manos hacia tu pecho y abres las manos, tomas la llave y la colocas en un pequeño frasquito lleno de agua bendita, una pizca de ajo en polvo y sal.
-Cierras herméticamente el frasco, que debe ser pequeño para que lo puedas ocultar sin dificultad y lo colocas disimulado en un lugar que no se vea ni se encuentre, ya sea oculto en una planta cercana a la puerta, detrás de un mueble, encima de la puerta si el marco tuviera una pequeña cornisa, o puedes enterrarlo frente a la puerta y lo dejas allí por tiempo indefinido como una protección contra visitas indeseadas.
Estos hechizos de protección con llaves y cerrojos se utilizan mucho para evitar robos en las propiedades.

Hechizo para evitar la entrada a un edificio o una propiedad II:
Otra variante de estos hechizos de protección anti robos consiste en abrir absolutamente todas las aberturas de tu casa, puertas y ventanas, incluso puertas de armarios, muebles de cocina y placares.
-En cada habitación o ambiente en la propiedad vas encender incienso de pachulí o quemar unas varillas de sahumerios con esta fragancia.
-En horas de la noche, vas a tomar sal fina y en el marco de cada puerta, ventana o abertura, vas a trazar en el suelo una muy delgada línea con la sal, de marco a marco, de modo que quede una franja de sal sellando la abertura.
-Ahora en forma triangular vas a colocar, en alguna parte de la casa, tres velas: una negra, una blanca y una roja, y dentro del triángulo vas a dejar un puñado de sal.
-Enciende un poco más de pachulí. Deja quemar las velas completamente y a la salida del sol o en horas de la mañana, barrer y junta toda la sal que habías colocado en las aberturas y deséchala en la basura, junto con los restos de cera que hayan quedado de las velas y la sal que habías puesto en el centro.
De este modo tu casa quedará protegida contra intrusiones indeseadas.
Lo ideal de estos hechizos de protecciones es realizarlos en cada luna llena.

Nota importante: en todos los hechizos ya sean de protección u otro tipo se utilizan frases, palabras, oraciones. Muchas veces son específicas para cada ritual y deben decirse tal cual. En otros casos, como estos hechizos de protección en que no está especificado decir nada, se puede igualmente hacer un pedido o decir una oración si lo deseas, leer un salmo, rezar una plegaria o simplemente expresar con tus palabras lo que deseas.
Esto es algo importante de recordar, siempre ayuda al poder de un hechizo acompañarlo con una oración hablada, aunque el ritual no especifique decir nada.

Hechizos de protección mientras viajas:
aquí tenemos este sencillo ritual que podemos utilizar en nuestros viajes acudiendo a la protección que brindan los ángeles.
El ángel que puede protegerte en los viajes por carretera, se llama “Susabo” (se pronuncia “Soo Sah Boo”)
antes de emprender el viaje, di tres veces estas palabras:
“Susabo, ven, acompáñame, y protégeme en mi viaje”
para los viajes o travesías que se realizan por agua o por cielo, se invoca la protección del ángel   “Lehahiah” (se lo pronuncia “Lay Hah Él Yah”)
y se dicen las mismas palabras tres veces antes de emprender el viaje:
“Lehahiah, ven, acompáñame, y protégeme en mi viaje”

Hechizos de protección para viajes con un talismán:
uno de los más sencillos y efectivos talismanes que puedes llevar en tu viaje para estar protegido, es tomar un poco de raíz de consuelda y colocarla dentro de una bolsa de franela roja, que llevarás siempre contigo. Así tus viajes eran placenteros, sin contratiempos ni accidentes, encontrarás buenas aventuras en el camino, personas agradables y siempre hallarás donde dormir y donde comer, y sobre todo no sufridas ataque de ningún tipo, ya sea de personas o de animales.
Este hechizo se basa en la consuelda ya que es una hierba que crece en todas partes muy fácilmente, prácticamente sin cuidados y ningún tratamiento especial. La hierba encuentra un hogar en cualquier parte, por lo que el talismán se hace para que tú te sientas como en tu casa en cualquier sitio que visites.

Estos son unos pocos hechizos de protección que puedes comenzar a poner en práctica. Mañana continuaremos con otro artículo, conociendo más hechizos de protección que puedes realizar fácilmente. Hasta mañana!!


Opt In Image
EL MAS COMPLETO LIBRO DE MAGIA BLANCA
El "Manual de los Maestros Hechiceros" ha sido creado por el Maestro Esteban Portela.

Dejame tus Comentarios

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.