Lanzar hechizos: claves para principiantes

Lanzar hechizos

Lanzar hechizos

Lanzar hechizos o hacer rituales de magia conllevan el aprendizaje de ciertas claves para que estos resulten exitosos.

Lanzar hechizos tiene básicamente dos finalidades: una es cambiar el “sentimiento interior” hacia algo positivo y provechoso. La otra es dirigir las energías favorablemente hacia tu objetivo para tu intención se cristalice.
La forma en que uno diseña y ejecuta un hechizo puede variar mucho, pero los principios subyacentes son los mismos. Me gusta pensar en ello como edificios, (en todas partes del mundo hay edificios completamente diferentes en diseños) que no importa cómo se ven exteriormente – altos o bajos, de ladrillo o acero, adornado o simples – todos ellos tienen que adherirse a los principios básicos de la ingeniería y del cálculo matemático para estar en pié.
Asimismo, la forma en que uno puede lanzar hechizos puede variar. (Es conocido el dicho “cada maestrillo con su librillo”)Mucho depende de los métodos elegidos, de la religión, de las filosofías, de las herramientas y componentes preferidos, pero en el fondo hay un marco común y una serie de fundamentos comunes que hacen que Lanzar hechizos sea posible y lograr que funcionen.

Cómo lanzar hechizos:

Preparación
Este es un paso necesario y fundamental. Comienza con la definición de tu intención, que consiste en la identificación de tus necesidades y la determinación de la meta final del hechizo. He encontrado que las mejores intenciones son:

  • Personales: el hechizo lo haces para ti o alguien cercano a ti con su permiso, en lugar de otros que no están cooperando activamente).
  • Específico: No se puede ser ambiguo ni hacer un ritual “por las dudas”, o pedir las cosas con poca claridad. No se pide “que me vaya mejor en la vida” sino cosas específicas, bien determinadas, concretas.
  • Breve: El universo y sus fuerzas esenciales entienden perfectamente los mensajes si son concretos y la intención y el deseo son claros. No hace falta largos discursos para Lanzar hechizos, en este caso, si eres breve y preciso no necesitarás nada más.
  • Positivo: Siempre lanzar hechizos en un lenguaje positivo. Evitar por todos los medios frases negativas. Por ejemplo, en lugar de un hechizo para no estar solo, lanzó un hechizo para encontrar un amigo o un amor, en lugar de lanzar un hechizo para salir de la pobreza, hacerlo para recibir abundancia, en lugar de “no quiero que mi suegra me odie”  es mejor Lanzar hechizos  para que “mi suegra ponga su atención en otro tema” y así con todo lo que se te ocurra pedir. Siempre en POSITIVO.

También hay que dar los pasos correctos para Lanzar hechizos. Si tú tienes un día pésimo, una muy mala energía, difícilmente tu hechizo resulte bien. Primero deberás hacer una limpieza, descargarte, meditar unos instantes, afirmar tu intención, sentirte en sintonía con las fuerzas que intervienen.
Si tu objetivo es muy complejo tal vez debas racionarlo en partes, es decir, hacer pequeños hechizos que vayan conduciendo a la meta final.
Debes familiarizarte con el hechizo, con sus pasos y procedimientos, no hace falta memorizarlo, puedes tenerlo escrito y leer los pasos, pero debe ser una tarea continuada, sin interrupciones. No puedes Lanzar hechizos y en la mitad irte al ordenador a ver que paso es el que sigue.
Debes respetar los tiempos y las correspondencias de la magia al Lanzar hechizos. Si el ritual especifica hacerlo en luna creciente, un día jueves o con una vela de determinado color, tendrás muchas más chances de que resulte exitoso si respetas eso. No es que no vaya a funcionar en otro momento, puede hacerlo, pero siempre tendrás muchas más posibilidades si sigues las indicaciones.
Reúne los materiales y suministros. Haz una lista; comprobarla dos veces.
Prepara tu espacio. Limpia la zona, limpiar y purificar si sientes la necesidad. Dispone tus herramientas y suministros. Enviar los niños a la casa de las abuelas, pasear al perro, alimentar a los gatos, apaga el teléfono, poner un cartel de “no molestar” en la puerta. Debes crear un entorno de tranquilidad donde por ninguna causa seas interrumpida.
-Para Lanzar hechizos es indispensable mantener el buen estado de ánimo

Tu estado de ánimo debe ser conducente a tu objetivo desde las etapas tempranas de preparación, a través del hechizo y hasta que tu intención es manifiesta. El estado de la mente lo es todo, por eso es tan importante tener disciplina mental y centrarse meditando unos instantes antes de Lanzar hechizos.

Los días previos al hechizo, mantener pensamientos positivos. Lo peor que puedes hacer es caminar alrededor preguntándote con preocupación “¿Funcionará? Espero no arruinar esto! Tengo miedo de lo que pueda pasar! ”
Después de Lanzar hechizos necesitas mantener pensamientos positivos, pues los negativos o las dudas sólo van a sabotear tu trabajo. Lo mejor es no pensar en ello en absoluto, soltar los remos y dejar que el universo trabaje con tu intención, tu deseo y tu pedido.
Durante el lanzamiento del hechizo, debes vincular tu intención, es necesario establecer tanto un vínculo psicológico como metafísico entre tú y tu intención. Hay varias maneras de hacer esto:

  • -Indique verbalmente tu intención. Al decir y escucharlo, lo haces parte de tu realidad y por lo tanto comienza a forjar una conexión entre sí mismo y la intención.
  • -La estimulación sensorial. Elije imágenes, olores, sonidos, sabores y objetos con la sensación que te recuerda a tu meta. Por ejemplo, si la seda te recuerda la riqueza, utiliza un paño en el altar de satén para un hechizo de dinero. Por otro lado, una gran cantidad de hechizos de curación utilizan el azul. Si el azul sólo te recuerda a la depresión y tener ‘bajones’, entonces no es una buena opción para ti y debes elegir un color diferente. Si el aroma de la menta te trae recuerdos felices, sería bueno que coloques unas hojas en un ritual aunque el hechizo no lo pida ni especifique. Es decir, utiliza TODO AQUELLO que pueda sumar y ser útil.
  • -Visualización Creativa: lo más detallada que puedas visualizar tu intención ya manifestada, ayudará muchísimo a materializarla.
  • Los símbolos y las imágenes tienen un efecto poderoso en el subconsciente. Usar algo que tenga sentido para ti. Por ejemplo, si trabajas con runas, es posible que veas a FEHU como símbolo de la riqueza material y éxito profesional. Eso está muy bien utilizarlo. Si tú no trabajas con las runas, entonces no uses FEHU simplemente porque alguien te lo dice. Usa algo que tenga sentido y significado para ti, tal vez un signo de dólar, una moneda de plata o un cheque falso donde escribes la cantidad de dinero que necesitas.
  • -Objetos personales: Si bien en la magia se utilizan cosas simbólicas como velas, dibujos o aromas, los artículos personales son una gran manera de infundir el poder personal y vincularlo con tu intención. Es por eso que podemos encontrar tantos hechizos que requieren recortes de uñas, cabello, sangre o pertenencias personales.

Las formas de elevar la energía al lanzar hechizos:
Una vez que tú te centras en tu intención y has te has conectado a la misma, es el momento de comenzar a elevar la energía. Parte de esta energía proviene de fuentes como tu estado emocional interno, tus pensamientos y deseos. Por ello es tan importante mantener tu mente exactamente donde tú quieres: en el intento. El resto de esta energía proviene de fuentes externas, como las herramientas, las correspondencias, los componentes, los elementos, los otros participantes (si las hay), las deidades que invocas, la tierra, la luna, el sol, etc.  Básicamente, todo lo que existe tiene energía, y se puede extraer de una o más fuentes al lanzar hechizos.
La energía debe ir en aumento, progresivamente, y puedes ayudarte a elevarla mediante oraciones, rezos, mantras, cantos, bailes, balanceos, sonando campanas, aplaudiendo y otras maneras de despedir energía.
No importa cuánto tiempo estés en esta etapa de liberar energía, a algunos les basta unos pocos minutos y otros están incluso horas. Debes hacerlo hasta que sientas que ha llegado a un punto culmine, fuerte, en que puedes soltarla. Para dirigirla, simplemente mantener la concentración en la intención. Hay un número de maneras de liberar energía. Algunas personas podrían pisar fuerte y gritar, quemar un objeto o romperlo es una gran manera de liberar energía. Pero más allá de lo que escojas, debes sellar el hechizo, liberar toda la energía y dirigirla con un “Así sea” o frase similar.
Para finalizar, si sientes que te ha quedado un resto de energía, descárgala en la tierra o en un árbol, o colocando tus manos en agua, para quedar completamente limpio.

Si observas y respetas estas sencillas claves y reglas, lanzar hechizos será algo en lo que tendrás éxito la mayoría de las veces y te ayudará a mantener siempre un estado mental y anímico alegre, fuerte, positivo, sano, en donde cada vez te afirmas más en tus emociones y sentimientos y con ello logras manifestar todas tus intenciones.
 


 

Dejame tus Comentarios

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.