Romper una brujería que te estén haciendo

romper una brujería

romper una brujería

Romper una brujería que estén realizando contra ti con un poderoso ritual anti magia oscura

Para romper una brujería en curso contra ti, puedes hacer este ritual que es muy efectivo, aunque lleva varios pasos. Servirá para librarte de todo tipo de trabajos, salaciones, maldiciones, envidias, daños que te estén haciendo ya sea para que fracases en el amor, el trabajo, la salud, el dinero o todo ello junto.
Por supuesto puedes hacerlo tú para otra persona también, pero siempre será más efectivo que lo haga la persona afectada por sí misma.

Este ritual se compone de tres parte, las cuales son:
1) Un baño ritual purificador
2) la quema de velas
3)Quema de ingredientes tres veces a la semana, durante todo un mes.

Sé que parecen muchas cosas y hay que tener constancia para hacerlo, pero es altamente efectivo, por lo que probarlo y comprometerte con lo que estás haciendo para romper una brujería es tu mejor opción.

Procedimientos:
Día para iniciar el ritual: Es conveniente que lo inicies un sábado o un domingo, pero también puedes iniciarlo en el día asociado a lo que están tratando de dañarte, por ejemplo si buscan que pierdas tu trabajo, caigas en la pobreza, te endeudes, puedes iniciarlo un jueves. Si están tratando de dañarte en el amor, un viernes. Si buscan que tengas peleas continuas con todo el mundo, inícialo un martes, si tratan de perjudicar tu salud, hazlo un lunes o sábado, si quieren aislarte y dejarte solo sin relación con nadie, inicia un miércoles.
Horario: El mejor momento es cuando el sol se acaba de poner
Luna: Este ritual para romper una brujería se inicia en luna menguante y se termina un mes después también en luna menguante.

Lo primero es el baño ritual.
En la tina del baño o con un recipiente si no tienes tina, prepara un poco de sal gruesa, azúcar y hojas de salvia. También puedes utilizar ruda o romero.
Prepara el agua con estos ingredientes mezclados y date una buena ducha o toma un prolongado baño. Usa esos instantes para calmarte, meditar, si quieres puedes decir unas oraciones o plegarias.
Sal del agua y vístete con ropa preferentemente blanca o clara, limpia y cómoda.
En un frasco o recipiente, junta y guarda un poco del agua resultante del baño.
Esta agua deberás eliminarla luego, otro día si quieres, en un cruce de caminos de tierra o encrucijada, o arrojarla a un curso de agua:
la arrojarás hacia atrás por sobre tu hombro izquierdo, tú mirando hacia el Este, sin mirar donde cae y te alejarás del lugar sin mirar atrás.

Pero esa agua la arrojarás después. Inmediatamente después del baño o ducha, ya con las ropas limpias puestas, tomarás una vela ROJA, la espolvorearás con sal fina, escribirás el nombre de la/s persona/s que te está/trabajando con un alfiler o aguja.
Si no sabes quien es, escribe “mi enemigo”.
Una vez escrita la vela, le clavarás 3 alfileres o agujas, una en la parte superior, otra en la mitad y otra en la parte inferior.
Cuando enciendes la vela dices:
“Todo lo que estás haciendo, no sirve de nada. Aquí y así lo estoy anulando, bloqueando y rompiendo. Nada puedes contra mí y se volverá contra ti si persistes en ello. Que así sea.”
Deja la vela que se consuma y apague y tira los restos, incluidos los alfileres.

Al día siguiente, también a la puesta del sol, inicias la tercera fase:
Escribe el nombre de la persona (o “mi enemigo”) en un pedazo de papel 9 veces, uno debajo del otro, a  continuación, toma 3 pizcas de sal fina en la palma de tu mano y decir lo siguiente sobre ella:
“Todo lo que estás haciendo, no sirve de nada. Aquí y así lo estoy anulando, bloqueando y rompiendo. Nada puedes contra mí y se volverá contra ti si persistes en ello. Que así sea.”
Escupe sobre la sal, pon la sal en el papel, coloca el papel bajo un platillo que esté dado vuelta, un plato invertido.
Ahora, toma una vela de color negro o púrpura si le tienes idea  a las velas negras y cortar la punta; colócala boca abajo y cava una nueva mecha en lo que antes era la base de la vela.
Talla en la vela el nombre de la persona o “mi enemigo”, espolvorea con sal y ponla sobre el platillo invertido.
Enciende la vela repitiendo otra vez el conjuro:
“Todo lo que estás haciendo, no sirve de nada. Aquí y así lo estoy anulando, bloqueando y rompiendo. Nada puedes contra mí y se volverá contra ti si persistes en ello. Que así sea.”
Deja quemar la vela hasta apagarse, tira todos los restos a la basura, incluido el papel.

Ahora vas a tener que hacer un trabajo de constancia, que lo realizarás los días lunes, miércoles y viernes:
Esto actuará como un poderoso incienso para ahuyentar a tu enemigo y sus malas acciones e intenciones y así romper una brujería que esté en marcha contra ti.
Sobe un disco de carbón para quemar incienso, lo encenderás y quemarás sobre el un poco de azúcar, sal y hojas de salvia, ruda o romero. Pasas por todo el lugar con el platillo humeante quemando estos ingredientes. Si no tienes discos de carbón, puedes usar brasas de cualquier tipo, o utilizar sahumerios  de salvia o ruda por ejemplo, espolvoreados con azúcar y sal.
Es muy importante que no olvides este paso esos tres días a la semana.
Luego de hacer esta quema, arroja las cenizas al viento en la calle, ya sea en el exterior de tu casa o en otra parte lejos.

Este ritual fulminante para romper una brujería lo darás por terminado cuando la luna entre otra vez en su fase menguante.
Es un ritual de muy bajo costo, pero requiere paciencia y sobre todo constancia y compromiso. Si tienes la disposición para realizarlo, entonces considérate libre de todo mal.
¡Si tus cosas andan de mal en peor y ya no sabes qué hacer, pon manos a la obra con este hechizo anti magia oscura en la primera fase menguante de la luna que tengas y sorpréndete con los buenos resultados!!


Opt In Image
EL MAS COMPLETO LIBRO DE MAGIA BLANCA
El "Manual de los Maestros Hechiceros" ha sido creado por el Maestro Esteban Portela.
Comments
  1. Posted by Tiziana Prado
  2. Posted by Leila

Dejame tus Comentarios

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.