Tomar un baño de purificación: 5 pasos sencillos

Autora: | Publicado en Suerte en la SALUD Sin Comentarios
Tomar un baño de purificación

Tomar un baño de purificación

Tomar un baño de purificación que nos limpie y restablezca las energías

Tomar un baño de purificación es en verdad muy sencillo. Lo puedes hacer cada día si quieres, o cada cierto tiempo que consideres necesario. Tomar un baño de purificación es muy útil para estas fechas de año nuevo, después de las fiestas y toda la carga energética que conllevan, de modo que puedas iniciar el año de la mejor manera, con tu energía depurada y llena de nueva fuerza positiva.

Tomar un baño de purificación tiene 5 pasos básicos:
-Bendecir y agradecer al agua: En muchas culturas se considera que el agua es un ser vivo, con emociones, por tanto, un contacto directo a nivel emocional ayuda mucho en la limpieza y purificación. Se debe bendecir el agua antes de entrar en ella, pedirle que nos limpie llevándose lo oscuro, lo negativo, y agradecerle por esa tarea.
-Agregar el mejor agente limpiador: LA SAL. Luego puedes agregar cualquier hierba que se ajuste a tu propósito, lo ideal es que sea fresca, pero puedes usar secas o en polvo, por ejemplo utilizar saquitos de té de manzanilla para una relajación profunda.
-El tercer paso es relajarse profundamente y meditar sobre lo que nos acontece, aquello que deseamos eliminar, o lo que pretendemos que se quite de nosotros. No debes permanecer en el agua menos de 15 minutos y tampoco más de 30 minutos. Ese es el tiempo ideal y suficiente para Tomar un baño de purificación.
-El cuarto paso es visualizar como el agua se va por el desagüe llevándose efectivamente todo lo que hemos eliminado. Lo ideal es no secarnos con nada, sólo por efecto del aire y de nuestro propio calor corporal, pero si tienes frío u otro motivo, lo aconsejable es secarse con una toalla blanca, muy despacio y suavemente, sin frotar demasiado.
-El último paso, una vez que te has secado y colocado ropa limpia, es limpiar la tina con un poco de agua salada, puedes prepararla en un cubo y repasar con ella la bañera. Algunas personas simplemente dejan en ella un par de puñados de sal gruesa de un día para el otro, para que absorban y limpien.

Si no tienes una tina, lo ideal es Tomar un baño de purificación como normalmente lo haces, es decir, limpiando tu cuerpo con jabón y luego con un balde, recipiente grande, o una olla, verter sobre ti el preparado con sal y/o hierbas que hayas seleccionado, muy despacio, y dejarte secar al natural.

Estos sencillos pasos son suficientes para Tomar un baño de purificación normal y efectivo. Tú determinarás cada cuanto necesitas hacerlo. En líneas generales es aconsejable como mínimo hacerlo cada 15 días, pero puedes hacerlo cada día si te apetece o sientes que lo necesitas.

También es aconsejable encender una vela blanca mientras  procedes a Tomar un baño de purificación. Si tienes otras necesidades, esta es la lista de colores de velas que puedes usar acorde a lo que precisas:
Blanca: Para todo propósito
Roja: amor, la pasión, la creatividad.
Azul: Paz, la sabiduría, la curación, la integridad.
Naranja: Para negocios, el trabajo, la carrera, la educación.
Marrón: para amistad, relaciones familiares y sociales.
Verde: Dinero, finanzas, prosperidad material, sanación, la naturaleza.
Violeta: Espiritualidad, energía psíquica, calmante, descanso, sueños y sueños lúcidos.
Negra: Destierro, negatividad, envidias, trabajos, maldiciones.

Como dije, para Tomar un baño de purificación con utilizar Sal ya es suficiente, pero puedes colocar una o más de estas hierbas y elementos si quieres fortalecer un propósito o intención:

Purificación/paz/armonía/estrés: Acacia, benjuí, alcanfor, ruda, eucalipto, pomelo, limón, mirra, pino, romero, vetiver, pimienta negra, manzanilla, cedro, ciprés, geranio, lavanda, lila, mandarina, tilo, entre otras.
Amor/relaciones: cardamomo, clavel, jengibre, rosa, jazmín, magnolia, musgo, naranja, pachulí, durazno, pimienta de Jamaica, entre otras.
Dinero/finanzas/suerte: Enebro, bergamota, incienso, menta, sándalo, vainilla, canela, albahaca, nuez moscada, laurel, miel, arroz, maíz, entre otras.

Realmente no hay excusas para no Tomar un baño de purificación en cualquier momento en que lo necesitemos, es muy sencillo y en pocos minutos sentirás un gran alivio, una remoción de los bloqueos negativos y una intensa paz y calma positiva que te invadirá suavemente. Es recomendable hacerlo siempre antes de dormir, pero vale para cualquier momento, tú sabes más que nadie cuándo lo necesitas y cuál es el momento apropiado!!


 

 

 

 

Dejame tus Comentarios

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.