Alejar a una persona abusiva de tu vida


Alejar a una persona abusiva

Alejar a una persona abusiva y hacer que ya no te moleste ni te dañe

Alejar a una persona abusiva que te maltrata y hace tu vida miserable es sin duda lo que debes hacer si estás viviendo una situación de este tipo, y puedes hacerlo de muchas maneras diferentes, también contando con la ayuda de la magia que tiene rituales y hechizos para ello.

Una situación de abuso puede tener muchas caras y siempre es difícil salirse de ello. Puede ser tu pareja, tu propia familia, un jefe tiránico, una vecina malvada, amistades que son perniciosas y el abuso puede presentarse de muchas maneras, desde lo físico a lo psicológico, desde los actos a las palabras, actitudes, ideas, gritos o silencios. El abuso y el maltrato es un monstruo de muchas caras y se lo debe alejar y repeler sin dudas, si deseamos tener una vida plena y saludable.

Con este hechizo para alejar a una persona abusiva, lo que harás es una atadura para que esa persona ya no pueda molestarte ni maltratarte. Puedes alejarla a ella físicamente de tu vida o no, quizá esa persona siga a tu lado, pero estará atada y ya no podrá abusar de ti.

Qué necesitas para alejar a una persona abusiva:

-3 velas negras
-Sal gruesa en cantidad
-Un papel
-Un lápiz, bolígrafo o tinta de color negro
-Hilo negro
-Una botella con su tapa
-Una cadena
-Un candado

Procedimiento:

Día para hacer el hechizo: Martes o sábados
Fase de la luna: Cuarto menguante únicamente
Horario: 00:00 Hs. (medianoche)

►Debes comenzar este hechizo a la medianoche, eso es importante, no importa a qué hora lo termines, incluso parte de él lo concluirás al día siguiente.
Establece las tres velas negras formando un triángulo grande, creando entre ellas un espacio suficiente como para que tú puedas sentarte dentro de ese triángulo.
Rodea ese triángulo de velas por fuera con un generoso círculo de sal gruesa, posiblemente necesites un par de kilos de sal.

►Una vez hecho esto, toma el papel, el lápiz negro, la botella, el hilo negro, y siéntate dentro del círculo.
Enciende las tres velas negras.
Respira unos instantes, medita y piensa en todos los abusos y maltratos que sufres y has venido sufriendo de esta persona, y en cuanto quieres librarte de ellos, anularlos y alejarlos, terminarlos para siempre.
Cuando te has cargado mentalmente con todo ello, escribe en el papel el nombre completo de la persona con el lápiz, bolígrafo o tinta negra.
Ahora cruza el nombre con una gran “X”.
Toma una de las velas negras con cuidado y gotea cera sobre la “X”, trazando una “X” con la misma cera, encima de la “x” que habías escrito.
Regresa la vela a su sitio.

►Dobla el papel 3 veces y átalo con hilo negro, rodeando todo el papel, atando y anudando fuertemente.
Toma la segunda de las velas y gotea un poco de cera negra sobre el hilo. Regresa la vela a su lugar.
Ahora introduce el papel atado dentro de la botella.
Coloca la tapa o corcho de la botella, cerrando con fuerza y tomando la tercera vela, gotea cera sobre la tapa para sellarla completamente. Devuelve la vela a donde estaba.

Ahora dices el conjuro:

“Yo te ato (nombre de la persona) te ato y te ato
por tres veces te ato y para siempre
para que no puedas lastimarme más
tanto física como emocionalmente.
Déjame en paz ahora, te lo mando y te lo ordeno
Se hace mi voluntad.
Que así sea.”

►Si tú quisieras además de poner fin al maltrato, alejar a esa persona de tu vida completamente, agrega las siguientes palabras al conjuro:

“Sal de mi vida ahora mismo, vete de una vez y para siempre”

Apaga las velas ahora, sofocándolas con algo (una cuchara por ejemplo) no debes soplarlas.
Deja la botella en el círculo/triángulo hasta el día siguiente.

►Al día siguiente, lleva la botella muy lejos de tu casa, a un lugar solitario y tranquilo en donde puedas enterrarla.
Antes de hacerlo, rodea la botella con la cadena, atándola con ella, y coloca el candado para que la cadena quede firme.
Guárdate la llave.
Tapa el hueco y márchate de allí.

►Cuando regreses a casa, enciende las velas y déjalas quemar hasta que se apaguen solas.
Tira los restos de cera y/o vela que hayan quedado, junto con la sal del círculo a la basura.
La llave del candado la puedes guardar en algún sitio seguro, o puedes mantenerla contigo si quieres, especialmente para cuando estén en presencia de esa persona.
La llave servirá además para levantar el hechizo, si es que quieres hacer eso alguna vez.
►Para romper el ritual que hiciste, debes entregar de algún modo la llave a esa persona.
No hace falta que se la entregues directamente, puedes esconderla en su casa, entre sus pertenencias, o entrarla en sus terrenos.
Con esto, le estás devolviendo cierta libertad, pero de ninguna manera la potestad para que vuelva a maltratarte o abusar de ti.
Simplemente lo “desatas” pues toda atadura conlleva muchas cosas y posiblemente esa persona esté atada en otras esferas de su vida, no solo en lo que a su maltrato hace, sino que puede tener ataduras en su vida familiar, amorosa, financiera, etc.
Tú no lo has atado en esos aspectos, pero las ataduras son un arma compleja y pueden, en ocasiones si y en otras no, trasladarse a su vida en otros planos.
Si por alguna razón quieres liberar esas ataduras de la persona, debes entregarle la llave. Con eso bastará, y seguirás teniendo protección contra el abuso y el maltrato pues la botella seguirá enterrada en donde la dejaste.

De modo que si tú vives alguna penosa situación de maltrato, puedes poner manos a la obra con este hechizo para alejar a una persona abusiva y poner fin a la situación o alejar a esa persona de tu vida completamente.

¿Te ha gustado este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…
libro de hechizos faciles

Dejame tus Comentarios