Hechizo para protegerse de un enemigo

Este hechizo para protegerse de un enemigo es muy apropiado para anular todo el daño que alguien pueda estar ocasionándote de manera directa o enviándote mediante sus pensamientos e intenciones.

Es un ritual sencillo de hacer y muy efectivo, que le quitará todo poder, anulando el daño generado contra ti y poniéndote a salvo por completo de aquí en más.


Hechizo para protegerse de un enemigo

Un efectivo ritual de defensa

Con este hechizo no buscas devolver el daño, vengarte, regresar a tu enemigo el dolor o los padecimientos que a ti te causa, sino que la intención es ponerte a salvo por completo.

El ritual le quitará a la persona (o personas, si son varias) todo poder contra ti, no podrá causarte ningún daño, se generará una barrera o escudo protector que hará que repelas todo mal y haga lo que haga esa persona, no podrá afectarte de modo alguno.

Condiciones para hacer el ritual
Días para hacerlo: Martes o viernes
Fase de la luna: Cuarto menguante únicamente
Horarios: Sin luz solar, desde la puesta del sol hasta antes del amanecer.

Qué materiales necesitas para este ritual de protección y defensa

En este hechizo para protegerse de un enemigo necesitas algunos elementos y un poco de trabajo manual:

  • Una calabaza entera
  • Confeccionar una muñeca o muñeco
  • Sal gruesa
  • Agua
  • Hierbas picantes como pimienta roja y negra, chiles, jalapeños, pimienta de cayena, etc.
  • Elementos cortantes y afilados: Agujas, alfileres, clavos, vidrios rotos, etc.
  • Un cuchillo
  • Una vela negra
  • Una vela blanca

Hechizo para protegerse de un enemigo

Cómo se hace este hechizo para protegerse de un enemigo


►Talla a lo largo de la vela negra, desde la base hacia la mecha, el nombre de la persona, o los nombres si son varias las personas que te causan problemas.

Talla también bien grande las palabras “Repelo, bloqueo y anulo”

Puede que tus cosas vayan mal pero no sabes quién lo causa, sospechas quizá de una o varias personas pero no sabes con certeza si son ellos la causa de tus males.

En estos casos, que tienes un enemigo oculto pero no sabes quién es, simplemente talla en la vela “Mi enemigo” o “Mis enemigos”

Enciende la vela negra como primer paso del ritual, para que vaya quemando las energías negativas, mientras sigues con los pasos siguientes.

Haciendo una muñeca de tu enemigo

Ahora confecciona con tus manos una muñeca, si tu enemiga es una mujer, o un muñeco si es un hombre, pero esto lo definirás al nombrar a dicho muñeco/a, no es necesario que la construyas con características como pelo o ropa de mujer u hombre.

Si quieres hacerlo, por supuesto puedes, y esto es siempre un plus para cualquier ritual mágico. Mientras más dedicación le brindes, más atención a los detalles pongas, todo hechizo funcionará mejor.

De modo que si sientes ganas de expresar tu creatividad, siéntete libre de confeccionar una muñeca a tu gusto y habilidad.

Esta muñeca la puedes hacer de muchas maneras diferentes: Con telas viejas, tallando una figura humana en una vela, atando hojas y ramitas, recortando un trozo de gomaespuma de un colchón, en fin…no hace falta que sea perfecta, solo que tenga una forma visiblemente humana: Una cabeza, tronco y extremidades.

Una vez que esté lista tu muñeca, dale el nombre de la persona que te daña, de tu enemigo/a, o llámala simplemente “mi enemigo/a” si no sabes quién es concretamente.

Deja la muñeca junto a la encendida vela negra.

muñeca de protección

Preparando la calabaza protectora

Toma ahora la calabaza y recorta completamente la parte superior, como si fuera una tapa, de modo que te quede la calabaza como un recipiente.

Mete tu mano y quita la mayor cantidad de contenido posible, quita las semillas y la “carne” del medio.

Cuando esté limpia, coloca en el fondo un poco de sal gruesa, como un piso. Un vaso o taza llena puede ser suficiente, pero si hay mucho espacio, coloca más cantidad. Depende del tamaño de tu calabaza, naturalmente.

Ahora agrega un poco de agua dentro de la calabaza, al menos hasta llenar la mitad.

Toma la muñeca y arrójala al agua, en posición boca abajo, que la espalda quede hacia la superficie.

Agrega ahora las hierbas, condimentos y/o especias picantes que tengas

Como opcional, si tienes, puedes agregar valeriana, seca o fresca, para “dormir” las malas intenciones de tu enemigo.

Agregando los elementos de defensa

Ahora pon dentro de la calabaza mágica de defensa los clavos y alfileres (si están ya oxidados mejor) trozos de vidrio o espejos rotos, alguna hojilla de afeitar, un viejo cuchillo roto que tengas por ahí.

Toma ahora un cuchillo de tu cocina y “corta” el agua varias veces y en varias direcciones, asegurándote no perforar la calabaza, por supuesto.

Mientras cortas el agua, dices el siguiente conjuro de protección:

“ Todo lo que has enviado lo bloqueo, lo anulo y lo destruyo. He cubierto de sal todo lo que has hecho para anularlo. Corto en este momento con todo el daño que me has hecho y el que me haces. A salvo estoy desde ahora y para siempre de toda tu maldad. No puedes hacerme nada. ¡Nunca más podrás hacerme nada! Esta hecho. Que así sea.”

Cierre y finalización del hechizo para protegerse de un enemigo

Espera que le vela negra se consuma y se apague sola, y hecha los restos de cera y vela que hayan quedado, dentro de la calabaza.

Ahora cúbrela con la parte superior, la «tapa» que has cortado previamente y entierra la calabaza tal como está, entera, en un sitio alejado de tu casa, si es posible, y olvídate de ella.

El entierro es conveniente hacerlo mirando hacia el oeste, y preferentemente en el atardecer.

Una vez enterrada, regresa a casa, y enciende la vela blanca para disipar todas als energías residuales y purificar el ambiente.

Con este poderoso y fácil hechizo para protegerse de un enemigo, bloquearle y anular todas sus acciones negativas, estarás a salvo y sentirás que las buenas cosas comienzan a sucederte…¿a qué esperas entonces? ¡Manos a la obra y mucha suerte!!





guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments