La compatibilidad entre los números: el 5


La compatibilidad entre los números

La compatibilidad entre los números

La compatibilidad entre los números es una antiquísima manera de conocer de qué manera pueden combinar las personas entre sí, tal como hacen los signos del zodíaco o el horóscopo chino.

Para conocer tu número personal deberás sumar la fecha completa de tu nacimiento y reducir todo a un sólo número, por ejemplo:

Si naciste el día 4 de Octubre de  1975 será: 4+10+1975=1989

ahora sumamos 1989 (1+9+8+9) y nos da 27, que sumamos otra vez: 2+7 = 9

Entonces el 9 será tu número personal. Sólo resta que lo combines con el número de la persona que deseas conocer que tan compatible eres.

Veamos ahora la compatibilidad entre los números y el nº 5

5 con 1:

Son sencillamente incompatibles. El uno es serio, responsable, práctico y racional y no encajará ni entenderá la desbordante energía física del cinco, ni su potencia destructiva, ni su abrumador instinto e impulsividad. La relación será difícil y tal vez agresiva. El cinco se aburrirá pronto con la razón del uno, y este se cansará de la posesividad y espontaneidad del cinco. Se atraen pero recordarán esa relación como un error. En la amistad prevalecerá la antipatía y la desconfianza, lo que impedirá cualquier encarar cualquier tipo de proyectos o labores conjuntas.

5 con 2:

Inicialmente se presenta como una relación algo complicada y hasta peligrosa, pero bien aspectada puede generar toda clase de aventuras, pasión y emociones constantes. En el amor oscilarán entre la pasión ardiente y los “pero”, aunque venciendo algún que otro desencuentro, la fantasía y la originalidad de ambos generará una relación dichosa y estable. En la amistad se da una gran complicidad, ya sea en salidas nocturnas o apacibles conversaciones al aire libre. Será una amistad de encuentros provechosos y novedosas situaciones.

5 con 3:

En el amor es una relación compleja, aunque pueden comprenderse. Les puede devorar la pasión como llegar a una unión autodestructiva de amor-odio. Superados los primeros momentos de fogosidad y enamoramiento, pueden hallar estabilidad, aunque quizá se enfrenten a alguna infidelidad, pero si existe el interés en estar juntos, pueden armonizar y complementarse bien. En la amistad disfrutarán de muchos momentos de alegría y diversión. Si logran contemporizar espiritualidad con los impulsos espontáneos encontrarán un vínculo durable.

5 con 4:

Relación muy complicada e inestable. Deben evaluar la relación desde la inteligencia y no desde el corazón. En el amor no es una relación matrimonial sino que responde mejor al esquema de amantes. El cuatro, si no controla su pasión, puede verse afectado seriamente en su vida particular. El cinco debe serenarse y ser más reflexivo. La fidelidad será improbable. En la amistad tendrán explosiones verbales y una alta emotividad, y es frecuente tenerse más bien por enemigos. Sus intereses son tan dispares que esto genera que uno piense que el otro es un verdadero tonto.

5 con 5:

Es probable que esta relación dure poco, pero mientras dure será todo fuego y estrellas. La pasión los desbordará y se corresponderán los sentimientos y la necesidad de afecto. El problema reside, en idealizar demasiado al otro, con el consecuente desencanto posterior y cierta tendencia a la infidelidad. Se debe plantear la relación desde la más pura sinceridad y ser todo lo objetivo posible. En la amistad son compatibles en todo lo que signifique aventuras, situaciones inverosímiles, fiestas y diversión en general. Si tienen ideales semejantes la relación ganará en profundidad.

5 con 6:

De primera impresión son incompatibles, pero congeniar puede resultar muy beneficioso para ambos. El cinco es un poco desorganizado y caótico lo que se contrapone al ideal de equilibrio que desea alcanzar el seis. No es una relación negativa, ya que el apasionamiento puede estar presente de manera continua, pero deberán vigilar cada detalle para no confrontar. En la amistad, no se llevan de lo mejor. Sus puntos de contacto residen en actividades físicas o entretenimientos, pero nunca serán lo suficientemente afines como para profundizar.

5 con 7:

Una relación compleja pero en un sentido positivo, ya que será interesante y llena de matices. En el amor se atraen, se aman, se buscan y tienen sentimientos especiales. Es difícil en ocasiones pero presenta una gran intensidad. El miedo al rechazo los frena y les quita naturalidad, por lo que si logran despojarse de miedos y preconceptos, será una unión lo bastante plena como para durar.

En la amistad, se complementan perfectamente, tomando uno del otro sus mejores cualidades. Si abundan en generosidad, encontrarán que el otro es capaz de darlo todo por su amistad.

5 con 8:

Otra relación que se conflictúa por desavenencias entre lo material y lo espiritual. En el amor el cinco encontrará que su idealismo choca en ocasiones con la racionalidad del ocho, quien tiene los pies un poco más en la tierra. Sin embargo la búsqueda final de la verdad y el interés que ambos manifiestan por nuevas tendencias los acerca mucho y los perfila hacia una relación de base más sólida. En la amistad, la primera impresión es negativa y no intentan avanzar, pero cuando lo hacen descubren que sus puntos diferentes de vista enriquecen a cada uno y estrechan vínculos que terminan por ser muy satisfactorios para ambos.

5 con 9:

Relación ambivalente que puede ser mala o buena dependiendo mucho del nueve, ya que según que aspecto de su personalidad desarrolle más definirá la relación. En el amor, si el nueve ha dejado prevalecer su intensa emotividad, la fusión será de gran importancia y disfrutarán enormemente de estar juntos. Por el contrario, si el nueve ha desarrollado su parte más contradictoria las discusiones pueden ser permanentes y alterar completamente las cosas. En la amistad, se da la misma ecuación, por lo que deberán estar atentos a sus sentimientos y modos de conducirse.

 

¿Te ha gustado este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(7 votos, promedio: 4,61 sobre 5)
Cargando…
libro de hechizos faciles