Limpiar una casa: purificación y protección total


Limpiar una casa es una manera de eliminar todas las energías negativas y perjudiciales que podrían estar dando vueltas por tu casa, afectando a todos los que viven allí.

Estas energías pueden ser generadas por las propias personas, pero también por los objetos y la gente que visita la casa, así como las energías circundantes de otras personas y viviendas, y aquí aprenderemos como eliminarlas por completo.

Limpiar una casa de energías negativas

Cuando necesitas hacer una limpia energética:

Limpiar una casa es sumamente útil cuando por ejemplo:

  • Te mudas a una casa nueva
  • Ha habido mucha energía negativa en ella
  • Pasas por rachas de mala suerte
  • Comienzan a romperse las cosas (principalmente vajilla, electrodomésticos y el coche)
  • Tienes visitas negativas que contaminan tu ambiente
  • Sientes energías o presencias extrañas, oscuras
  • Sientes repetidos cansancios, dolores de cabeza, malos sueños, dificultades para dormir.
  • Comienzan a enfermarse las personas y las mascotas

Cuando estas u otras razones aparecen, nada mejor que limpiar una casa para purificarla y protegerla.

Sentirás un aire renovado y limpio, una sensación de alegría no sólo en tu casa sino en tu vida diaria también, por lo que recomiendo hacer este ritual y limpiar la casa de un modo más o menos regular.

Ya sabemos que las energías negativas se acumulan y se van adueñando de nuestros espacios de vida… hay casas que nada más entrar ya se siente irrespirable el ambiente!

Para purificar,  bendecir y limpiar una casa vamos a hacer este ritual que es uno de mis favoritos. Se trata de una limpieza que haremos tres veces, más una purificación y bendición.

Para las 3 limpiezas necesitaremos 3 aromas diferentes para quemar (lo ideal es que quemes las especies sobre carboncitos de encendido, pero si no dispones, puedes hacerlo con varillas de sahumerio de esas especies, quemando al menos 5 juntas cada vez.)

  • Incienso
  • Jazmín
  • Mirra
  • Carboncillos para quemar
  • Una vela blanca.

Procedimiento para limpiar una casa de energías negativas:

1Invoca la ayuda, cuidado y protección de la guía espiritual que más te agrade o en quien tengas puesta tu fe y tu corazón, puede ser la Virgen María, la Virgen desatanudos u otra advocación de María, El  Sagrado corazón de Jesús, San Miguel arcángel, San Jorge, San Cipriano…en fin, lo que veneres con tu alma.

2Enciende la vela blanca para dar comienzo al ritual para la limpia de la casa.

3Enciende los carboncillos con el incienso primero y recorre los ambientes de tu casa, principalmente los rincones, dejando flotar el humo allí unos segundos.

4Recuerda que los pasillos son también de cierta forma habitaciones, así que recorre toda la casa, ahumando los rincones de la misma, diciendo:

“Invoco la protección de (la santidad que hayas elegido) para que limpie este hogar y que sólo la pureza y cosas buenas permanezcan aquí”

5Enciende nuevamente los carboncillos quemando esta vez el jazmín.

6Ahora vas a pararte en cada habitación y vas a trazar con el platillo un triángulo imaginario tanto por el piso como por la parte alta, por encima de tu cabeza.

Este triángulo representa la Santísima Trinidad, Lo haces diciendo:

“Que el inmenso poder del Padre, El hijo y el Espíritu Santo, bendigan y protejan esta casa de todo mal, gracias. Amén”

7Finalmente toma la mirra y enciende nuevamente unos carboncillos para quemarla.

8Ahora para finalizar este ritual para limpiar una casa, vas a hacer con el humo el triángulo de la Santísima Trinidad pero esta vez en todas las aberturas de tu casa, puertas y ventanas. Lo haces diciendo:

“Pido la bendición y la gracia para este hogar a través del tiempo, que entre y se quede aquí todo el amor y la paz de la santísima Trinidad, que se vaya lo feo, lo oscuro y lo malo. Doy gracias porque sé que ya está hecho. Amén.”

9Dejas todos los restos de lo que has quemado junto a la vela, la dejas consumir completamente y cuando se haya apagado dices:

“Esta casa está protegida por el poder divino y bendecida completamente. Doy gracias a Dios. Amén.”

10Una cosa muy importante en toda limpieza energética de una casa, es no olvidarnos de los espejos. También estos deben limpiarse y purificarse.

Para ello, en cualquiera de las tres etapas en que has quemado el incienso, el jazmín y la mirra, párate delante de los espejos de tu casa y purifícalos con el humo, como si los estuvieras limpiando normalmente, que el humo vaya por toda la superficie del espejo.

Los espejos son como reservorios de energías, deberías limpiarlo cuando compras uno nuevo y limpiarlo cuando sientes cosas negativas ante él, por ejemplo no te ves como te gustaría, o tienes sentimientos extraños y tristes.

Los espejos tiene  la fama de ver lo que nosotros no vemos y ello queda impreso, almacenado en el espejo, por tanto cuando hagas un ritual para limpiar una casa, nunca olvides limpiar también los espejos.

Espero que os contagiéis con la energía purificadora de limpiar una casa y pongáis manos a la obra ya mismo!!

Sentirás una fresca renovación en el ambiente que te hará sentir de maravillas y te recargará las pilas por un buen tiempo.¡¡Mucha suerte y bendiciones para todos!!!

(Visited 18.254 times, 1 visits today)
¿Te ha gustado este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(19 votos, promedio: 4,58 sobre 5)
Cargando…
libro de hechizos faciles

Comments
  1. Posted by Tiziana Prado
  2. Posted by Carlos
  3. Posted by Tiziana Prado
  4. Posted by Carlos
  5. Posted by Tiziana Prado
  6. Posted by Tiziana Prado
  7. Posted by Alonso
  8. Posted by Alonso