Los signos de fuego y sus características como jefes


Los signos de fuego y sus características

Los signos de fuego y sus características principales cuando Aries, Leo y Sagitario son los que mandan.

Los signos de fuego y sus características como gente al mando te serán muy útiles para tratar con ellos si tú tienes un jefe, sean hombre o mujer, del signo de Aries, Leo o Sagitario.
Esta guía te dará los mejores consejos para llevarte del modo más óptimo y puedas saber cómo tratarlos, cuáles pueden ser sus reacciones y comportamientos, y que puedes esperar de ellos.

ARIES

Chisporroteo de energía
Una de las cualidades más notables de un jefe Aries es su inmensa vitalidad que les convierte en una de las personalidades más energéticas del zodíaco. Como tal, es probable que encuentres tu jefe Aries rebosante de entusiasmo y avidez, incluso en un lunes por la mañana! Él no lo va a pensar antes de tomar más de un proyecto en la mano, pero conociendo su habilidad para realizar múltiples tareas, es más probable que tenga éxito al final. La desventaja de este rasgo es que tú y otros empleados también tienen más probabilidades de ser mantenido en permanente acción, con múltiples asignaciones e incluso él espera de ti que puedas hacer malabares con facilidad.
El secreto para mantener un jefe Aries contento es que aparezcas más ocupado de lo que realmente estás. Si hay algo que es probable que le ponga los pelos de punta a un jefe de Aries, es la visión de un empleado perezoso. Así que mantén tus viajes al refrigerador de agua al mínimo cuando el jefe ariano está por los alrededores. Siempre aparecerá activo y alerta para asegurarse de que él  sabe una gran cantidad de lo que está pasando en el lugar de trabajo.  A un Aries le gusta la sensación de estar en el meollo de las cosas y es seguro que mire con buenos ojos a los que también generan una ráfaga de entusiasmo en su trabajo.

Puntos variados de interés
No pasará mucho tiempo antes de encontrar a tu jefe Aries en diferentes papeles. Él podrá ser tu superior, pero también es probable que sea un aficionado al golf, un actor con gran ritmo para la comedia y una mano experta en las barbacoas y comidas laborales. Así que además de ser activo e interesado en tu lugar de trabajo, trata de cultivar algunos otros intereses y deja saber a tu jefe acerca de ellos, inocentemente por supuesto. Vas a ser más propenso a ser apreciado por tu jefe que alguien que solamente es bueno en su trabajo y nada más. Sin embargo, la misma vitalidad que hace a Aries un grande de la multitarea también sirve para lograr una capacidad de atención limitada. Tú puedes encontrar a tu jefe Aries tomar varios proyectos, uno tras otro, pero luego entregarlos a ti y a otros empleados ya que él puede ya haber perdido interés. Esto es porque mientras que los Aries son grandes en tomar la iniciativa y comenzar algo, rara vez tienen la tenacidad de ver las cosas realizadas.

Puede estirar un punto
A los hombres y las mujeres de Aries les gusta exponer su propio punto de vista con gran entusiasmo. Esto puede hacer que parezcan innecesariamente argumentativos e incluso a veces extravagantes y dominantes. Por eso, cuando te trabes en una discusión con tu jefe Aries trata de evitar temas controvertidos o esos que sabes que van a enervarlo. Tales personas son propensas a creer que son expertos en todos los temas bajo el sol y muchas veces lo son, ya que no sólo saben cuál es la mejor manera de conseguir ese contrato, sino también donde se pueden conseguir las mejores trufas en la ciudad o la latitud y longitud exacta de la isla de Zanzíbar. Así que no importa qué tan válido y lógico sea tu razonamiento, quedarte discutiendo con estos jefes arianos es una pérdida de tiempo y tú harías mejor en no meterte en esas aguas en absoluto.

Por lo general, tienen los egos frágiles
Sin embargo, otro punto a tener en cuenta cuando se trabaja bajo un jefe Aries no es tratar de jugar con su ego. Una vez que sienten que su autoestima ha sido herida, puede ser rápido para la ira, lo que no resulta sorprendente teniendo en cuenta que se rigen por el planeta Marte rojo fuego. Así que si deseas mantener tu aguinaldo, debes abstenerte de hacer una observación cáustica sobre su coche, cómo le queda la camisa o comparándolo con tu jefe anterior. Una vez que golpeas su ego, un Aries puede darte rápidamente su mal genio, sacarte rápidamente de su oficina e incluso hacer algo precipitado como darte un castigo…o buscar la manera de despedirte aunque le cueste una fortuna hacerlo. Así de malotes se ponen los Aries si les golpeas allí ene el ego! Tu mejor opción para hacer frente a un jefe con un ego tan frágil es mantener la boca cerrada cuando él está respirando fuego y azufre. Si hay problemas con respecto a tus obligaciones o con el lugar de trabajo que deban ser sometidos a su consideración, elije un momento en que esté más tranquilo. La mejor manera es acercarte a él directamente y que les diga en palabras simples, precisas, cuál es el problema. Les gusta ir al grano, nada de rodeos. Podría ser tu horario de trabajo o incluso tu propio juicio de una situación particular. Con toda probabilidad, obtendrás una audiencia sincera de tu jefe. La razón es que Aries a pesar de su bravuconería y sus bravatas son francos y abiertos,  y que no suele haber prácticamente nunca una cuidadosa manipulación pasando por sus cabezas.

Divertido y generoso
Con un Aries como tu jefe, las fiestas de la empresa es probable que sean ruidosos asuntos con un montón de diversión, fiesta y entretenimiento. La vitalidad y la energía de Aries es contagiosa y es posible encontrar a una compañera de trabajo tímida que se unen en un baile frenético con su jefe Ariano. Las empleadas en tales ocasiones pueden encontrar que su jefe masculino no está exento de un poco de flirteo también. Además de ser de un temperamento generoso, un jefe de Aries se asegurará de que haya amplios recursos para la recreación en el lugar de trabajo y obsequios de vez en cuando. Y mientras tu jefe Aries se dé cuenta de que pones  tus mejores esfuerzos y logras resultados, también puedes esperar que page muy bien tus servicios, ya que es un signo muy generoso con el dinero, para nada tacaño.
Finalmente un Aries es un líder natural. Su tendencia a tomar la iniciativa, la capacidad de hacer malabares con varias cosas a la vez y su energía crepitante, hace de muchos de ellos profesionales de gran éxito. No obstante, tú puedes encontrar que suele delegar los asuntos que implican tediosos detalles y minucias legales, ya que estas cosas no les interesan. En esencia, este jefe es un jefe de equipo, el mejor en la vanguardia de una campaña y en motivar al movimiento y a la acción.
Los Aries son más propensos a brillar en las ventas, publicidad, producción, distribución, agencia y otros sectores donde la energía creativa y el pensamiento rápido son muy valorados.

LEO

Exige obediencia completa
La única verdad acerca de mantener feliz a un jefe Leo es seguir su orden al pie de la letra. Al igual que el león es el rey indiscutible de la selva, un jefe Leo espera sumisión incondicional a sus deseos. No está en su naturaleza tolerar oposición o que las cosas sean puestas en dudas, en especial con los empleados. Esto no quiere decir que un jefe Leo nunca va a cometer un error o tomar una mala decisión, sólo es que no tolerará la oposición pública a sus órdenes. Puedes buscar un momento privado para aclarar tus dudas con un jefe Leo, pero asegúrate de plantear todo en términos que no sea puesta en entredicho su autoridad. Este rasgo de Leo, naturalmente, les da una reputación de ser autoritario o dominante como superiores,  realmente mandones en todos los sentidos del término. Sin embargo es necesario reconocer que su tendencia a ser dominante surge de una profunda confianza en sus propias fuerzas, que ciertamente es bastante considerable, no importa la que sea su área profesional. Al igual que el rey de la selva, son conscientes de su propia fuerza y ​​experiencia y por lo tanto es probable que den un tratamiento con intolerancia o desprecio a las objeciones planteadas por los seres más débiles o menos calificados.

Anhela el centro de atención
Un jefe Leo, conocido por conducir a sus empleados con cierta mano dura, rara vez se encuentra sudando por su cuenta. Esta es una personalidad que, inevitablemente, logra el éxito justamente por delegar responsabilidades, por tanto la manera más efectiva de complacer a tu jefe Leo es trabajar duro y trabajar con entusiasmo. Puede ayudarte tener un  temperamento sociable y expansivo, ya que a Leo no les gusta la gente que es agria y grosera. Al igual que el verdadero rey en el centro de cortesanos obedientes, a los jefes de Leo también les gusta estar rodeado de un círculo de empleados sonrientes y dispuestos. Sin embargo, incluso cuando pongas tus mejores esfuerzos y llegues con gran éxito a una misión, no esperes que tu jefe Leo vaya a darte todo el crédito. Está en la naturaleza de un Leo buscar el centro de atención y cuando la más alta gestión elogia el trabajo bien hecho, es posible que tu jefe se quiera adueñar de todo el reconocimiento para sí. Es como la pregunta acerca de quién hizo el Taj Mahal, siempre se  escucha hablar del emperador Shah Jahan y nunca de los arquitectos innumerables, artesanos y obreros que se esclavizaron día y noche para construir la magnífica estructura.

Enormemente generoso
Sin embargo una vez que das pruebas de su capacidad  y logras los resultados deseados en el lugar de trabajo, puedes estar seguro de una cosa, y es que tu jefe Leo te recompensará con creces. Quizá su egocentrismo lo haga quedarse con el crédito, pero ten por seguro que será muy generoso contigo en dinero, como premio por el éxito que “él” ha logrado. La generosidad es muy común en los signo de fuego. Tú y otros empleados que trabajen para él  no sólo puede esperar un gran aumento después de que un contrato particularmente lucrativo está sellado, incluso puede hacer una gran fiesta de celebración en el lugar más de moda de la ciudad y todo bien provisto de las mejores delicias y los mejores licores. Un Leo es conocido por sus extravagantes gustos y pasiones y realmente sobresale cuando se trata de actuar como anfitrión o al menos el organizador de la juerga. Sin embargo la generosidad de un Leo no siempre se limita a los cheques de pago y a los beneficios, pues a menudo se extiende a su buena disposición también. Si tú como empleado puedes ganar la confianza de tu jefe Leo, puede haber muchas veces en que él  tenderá la mano para ayudarte en lo que necesites, incluso puede dejar su tiránica actitud y hacer la vista gorda con un par de errores o indiscreciones que puedas tener.

Cuidado con los ánimos explosivos
Dicen que no hay furia como la una mujer despreciada, y eso es porque no cuentan a Leo! Así que ten cuidado de ir contra las órdenes de tu jefe Leo,  puedes despertar en él una furia terrible. Y en el peor momento de su rabia, Leo puede incluso hacer algo precipitado como cerrar la puerta contra tu cara o incluso dejarte fuera de un trabajo. También algunas personalidades Leo son conocidos por ser muy obstinadas en su juicio de las personas; por lo que una vez que un jefe Leo decide que un empleado es perezoso o poco fiable, es probable que se adhiera a esa evaluación durante mucho tiempo por delante,  incluso cuando se demuestre lo contrario, Leo seguirá culpando a la persona por tergiversar sus acciones o intenciones.

Felicitaciones no deben faltarte
Los hombres y las mujeres Leo adoran ser el centro de atención y ser admirados por todas sus cualidades – las cuales a decir verdad son considerables. Así que no escatimes dejar caer por encima un poco de adulación sobre tu jefe Leo, ya que lo mantendrás feliz por un largo tiempo. Una vez que se le hace sentir importante y especial, realmente puedes desbloquear todo lo mejor y lo más generoso que hay en ellos. Por último, recuerda que un Leo se desarrolla en un mundo de creatividad y autoexpresión. Así que incluso si tu jefe Leo tiene un trabajo en una empresa formal, él es probable que esté asociado con un club de teatro de aficionados en su tiempo libre, probablemente como actor o director carismático. Así que si tú quieres conseguir en serio el aprecio y la alegría de tu jefe, asegúrate de introducir un elemento sorpresa, teatral,  en tus elogios a él, por ejemplo, en su cumpleaños puedes organizar una pequeña fiesta sorpresa en el lugar de trabajo o si eso es demasiado para que tú resuelvas, hazle un regalo con las orquídeas más exóticas que puedas pagar. Tales gestos van a satisfacer su apetito insaciable de admiración y conseguir de él un tiempo increíblemente generoso con gran estado de ánimo, que en definitiva es una buena noticia para ti.

SAGITARIO

Optimismo innato
El mayor placer de tener un Sagitario como un jefe es estar cerca de una personalidad animada y alegre, ya que los Sagitario son nada si no son optimistas. Si tú estás trabajando para una persona de este signo, te darás cuenta de que incluso el peor tipo de tráfico un lunes o el más lluvioso día del invierno harán que tu jefe sagitario pierda su entusiasmo y la alegría de verte a ti y a todos los empleados, trabajando en el lugar. Los Sagitarios están listos para recibir una experiencia desagradable con la misma sonrisa que pueden prodigar a un resultado feliz. Esta actitud positiva es una de las cualidades más atractivas del signo del centauro, especialmente cuando se compara con el perfeccionismo árido de un virgo o el  apenas celebrado logro de un jefe Escorpio. Por encima de todo el temperamento soleado de sagitario es una gran ventaja cuando se ha hecho un error de menor importancia en el trabajo, ya que encontrarás que tu jefe está dispuesto a mirar más allá de eso y te animará a hacerlo mejor.

Menos preocupación por la práctica
La desventaja del optimismo proverbial de Sagitario es que tienden a olvidar el lado práctico de la vida. Con Júpiter como el planeta que los rige, Sagitario cree ser hijo favorito de la suerte y, por tanto, se puede encontrar a menudo tomando varios riesgos o descuidando las garantías que generalmente toman las personas más racionales. Y aunque parezca increíble, incluso emergen ilesos al final. Del mismo modo que tu jefe Sagitario puede descubrir que nada se ha sustraído a pesar de que él dejó los documentos confidenciales en la sala de conferencias después de la reunión. O simplemente cuando tú y otros empleados piensan que un importante contrato se ha perdido, es posible que se sorprendan al descubrir que su jefe ni se inmuta, recurriendo a su  suerte como única búsqueda para encontrarlo. Sin embargo, esta recurrente y excesiva dependencia de la suerte podrían hacer un ambiente de trabajo donde cualidades cruciales como la disciplina, el trabajo duro y el realismo no estén demasiado presentes.

Una sed de conocimiento
Sin embargo, otra razón por la cual tu jefe Sagitario ha hecho cosas y logros hasta el momento a pesar de su poca inclinación por la práctica,  es quizás porque su mente es brillante. Una sed de conocimiento es lo que distingue a un Sagitario de alguien que no es más feliz y despreocupado. Si la persona que está trabajando tiene un deseo insaciable de aprender sobre todo lo nuevo que viene y empujar los límites de lo posible de manera realista en el lugar de trabajo, lo más probable es que él o  ella sea un Sagitario. Al igual que el arquero que simboliza este signo del zodiaco, Sagitario apunta alto en la estrella del conocimiento y alcanza todo lo que está a la espera de ser descubierto. Tales personas suelen sobresalir en la enseñanza, la investigación, la planificación y el resto de las profesiones que se desarrollan sobre el funcionamiento de una mente vigorosa e innovadora. Si desea impresionar a tu jefe Sagitario, lo mejor es que des evidencia de tus inclinaciones intelectuales también. Discutir con él sus libros favoritos, bandas de rock y figuras históricas. Es posible que los grandes exploradores de la Europa del siglo XVII o los incondicionales del renacimiento del siglo XVI constituyan sus personajes ideales del pasado.

Una naturaleza liberal
La mejor parte acerca de la búsqueda de conocimiento de un Sagitario, es que los hace liberales de mente abierta. A diferencia del saber meticuloso de un Virgo que tiene una tendencia a caer en la pedantería, Sagitario se regocija en una perspectiva más humanista e incluyente. Así que es posible que tu CEO Sagitario esté interesado ​​en formas de mejorar la vida y la suerte de los trabajadores de la planta de fabricación, en todo lo que se puede mejorar, en lugar de centrarse únicamente en el aumento de la producción o el beneficio solamente monetario de la empresa. Y si tú estás interesado en estar en el lado derecho de tu jefe, asegúrate de que sepa que tú eres más que la suma de tus títulos universitarios. Este jefe cultiva un enfoque comprensivo y de corazón abierto al trabajo que beneficia a los empleados en todos los niveles. E incluso si no se puede hacer todo esto, ten por seguro que él va a  mantenerse alejado de una medida injusta o un feroz enfoque que dañe a sus empleados, aunque eso le significara gran ganancia monetaria, tú podrás ver que puede rechazar contratos lucrativos si van en contra de su perspectiva humanista y liberal.

Una inquietud inherente
El deseo de cruzar nuevos horizontes hace que sagitario sea una personalidad de mucho leer y de ser grandes viajeros, lo que puede inyectar una especie de inquietud permanente en ellos. Una de las formas más notables es evidentemente su amor por los viajes, que consiste en dirigirse a destinos desconocidos y a la absorción de nuevas experiencias. A veces es posible que tu jefe desaparezca para unas largas vacaciones y no necesariamente las de la familia. Sin embargo, donde es más probable que observe este desasosiego es en su impaciencia con una vida de trabajo que tiene una rutina impuesta artificialmente. De vez en cuando, puede ser necesario un cambio de escena para recargarse y no sentirse atrapado en una tarea o el mismo lugar durante largos periodos puede hacer que se sientan atados y claustrofóbico. Así que es posible que tu jefe considere activamente ocupar una vacante en otra parte del país o tal vez el mundo a pesar de que están haciendo bien las cosas a nivel local. Que no te sorprenda con una oferta de trasladarte junto a él para un nuevo lugar, a descubrir, innovar y cambiar el aire. Lo que puedes hacer para hacer frente a la inquietud de tu jefe es evitar molestarlo con detalles mundanos en el trabajo y en lugar de eso, absorber las efusiones de su mente inquisitiva y ansiosa.

Una naturaleza franca
Una de las partes más inquietantes de trabajar con un jefe Sagitario es ser receptor de su naturaleza franca, abierto, muy directa.  Mientras que un jefe Libra puede ser más suave en señalar un error de tu parte, trata de no esperar ninguna de esas diplomacias de un Sagitario. Estas personas tienen una inclinación por decir algo equivocado en el momento equivocado – por lo que es posible que hayas roto con tu cónyuge después de diez años y sin embargo, en lugar de simpatizar contigo, tu jefe podría señalar que ahora es una mujer sola que puede volver a la diversión, o que ya era hora que semejante mujer estuviera disponible. Una franqueza abrumadora y desubicada, pero hay que recordar que la franqueza de un Sagitario no está motivada por la malicia. No es más que una expresión de su naturaleza honesta, que rechaza cualquier tipo de hipocresía o duplicidad. Simplemente dice lo que le viene a la mente, sin considerar. Y eso hará contigo respecto de tu trabajo. Quizá tú vayas a mostrarle con orgullo un resultado y él te dispare un comentario imposible. Si puedes soportar esto y valorar el resto de muchas de sus virtudes, puedes tener por seguro que será un gran trabajo para ti.

¿Te ha gustado este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…
Opt In Image
Los VERDADEROS SECRETOS de la MAGIA VUDÚ
Y cómo Utilizar las Energías Ocultas para Lanzar Hechizos Ancestrales Efectivos Que Cambiarán Su Vida! Cuando Nada Más Funciona, EL VUDÚ Puede Ayudarte.
libro de hechizos faciles

Dejame tus Comentarios