Los signos de tierra y sus características como jefes


Los signos de tierra

Los signos de tierra y sus comportamientos cuando están al mando, y lo que tú puedes esperar de ellos

Los signos de tierra Tauro, Virgo y Capricornio presentan características afines en muchos casos y sutiles diferencias, que los hacen jefes muy particulares cuando están al mando de las cosas. Para que puedas progresar en tu trabajo y no tener nunca un inconveniente, lo mejor es seguir a pie juntilla esta guía sobre sus personalidades.

TAURO


Lento pero seguro

No debes ir en busca de promociones rápidas cuando se trabaja para un jefe Tauro. ‘Lento y constante gana la carrera’ es una máxima personal para tu jefe, pero que también aplica a sus subordinados. Así que a diferencia de un jefe Aries al que puedes esperar deslumbrar por tu brillantez profesional y actitud para lograr veloces promociones en la empresa, será mucho más difícil impresionar a un jefe de Tauro con tus planes para hacerte rico rápidamente. Estas personas creen que la mejor manera de llegar a la parte superior es por pasos lentos y constantes y por lo tanto puedes esperar que tu jefe va a colocarte en la rueda del molino para en tu lugar de trabajo, para ir subiendo lentamente. Sólo cuando entregues el trabajo con el sudor de tu frente te permitirá pasar al peldaño siguiente y de allí al que sigue. Sin embargo, lo que debes recordar aquí sobre los jefes Tauro es que la mayoría de ellos son bastante laboriosos por sí mismos y probablemente han llegado a la posición donde están hoy, a fuerza de trabajo duro y de una paciencia imperturbable. Si bien esto puede irritar a un empleado buscando una subida rápida a la parte superior, si eres paciente y lo suficientemente inteligente para hacer lo que dice tu jefe, no solamente vas a aprender las claves del trabajo, sino también resultar eficiente, decidido y con muchas chances de lograr en la empresa una larga permanencia.

Toma tiempo para llegar a una decisión
Un jefe Tauro no tiene mucho tiempo para fuegos artificiales o un extravagante abanico de opciones. Él preferirá reflexionar en voz baja sobre tu propuesta o tu presentación e incluso podría parecerte una eternidad que él pueda llegar a una decisión. Pero esto no se debe a que tienen miedo de tomar una decisión o que son endebles en sus mentes, sino porque les gusta estar seguros hacia dónde se dirigen. La naturaleza estólida y arraigada de Tauro hace que sea imprescindible que consideren todos los lados de un asunto antes de anunciar su posición. El lado positivo de esta espera tortuosa es que una vez aprobada, tu jefe lo más probable es que están al frente en toda la duración del proyecto y lo defenderán ante cualquiera que lo cuestione, además de comprometerse personalmente a llevarlo adelante.

Una mente racional
El hecho de que a Tauro le gusta avanzar a pasos lentos y constantes, no significa que tu jefe no pueda apreciar una buena idea. Lejos de eso realmente; de hecho, son reputados por su perspicacia, por ser prácticos y tener casi un sexto sentido para hacer dinero ya que puede detectar una idea rentable desde kilómetros de distancia. Sin embargo, asegúrate de presentarle un plan minucioso y completo, y no una idea mal concebida lleno de adornos bonitos y nada de sustancia. Los jefes de Tauro son conocidos por supervisar un proyecto hasta el final y si ven que carece de constancia, no importa lo brillante que sea tu idea inicial, que es poco probable que los puedas impresionar. Sin embargo, como se ha señalado, una vez que ven el potencial de una idea, la adoptarán con firmeza. Por lo tanto, no esperes una aprobación inmediata ni una rápida felicitación por tu idea o plan, él te reconocerá el acierto a su debido tiempo, cuando todo esté encaminado y las posibilidades e fracaso hayan quedado descartadas absolutamente.

Resistente al cambio
Los hombres y mujeres de Tauro son conocidos por su lenta aceptación del cambio. Esto se debe a su signo fijo de tierra presta a esta personalidad un arraigo y amor por la continuidad. Así que si tú eres nuevo en tu trabajo y piensas que este lugar necesita una reorganización, mantente en silencio por el momento. Sólo después de que te has asentado en el lugar y has probado lo suficiente tu valía profesional a tu jefe, será prudente sugerir algunas ideas novedosas. Asimismo, recuerda que los Tauro son bastante convencionales en sus formas y si has empezado a aparecer en pantalones vaqueros rasgados porque en tu trabajo anterior se te permitía, puede que tengas que llevar un aspecto más conservador por aquí. No es que las personalidades Tauro son siempre cerradas o negadas al cambio; es sólo que tienen que estar completamente seguros de que una nueva forma no es sólo una moda, sino una mejora real  que trae beneficios, antes de aceptar y asimilar algo.

Invierte en calidad para tu jefe
Si no te importa gastar un poco de dinero extra para impulsar tu carrera, sería bueno invertir en algunos regalos de alta calidad para tu jefe. Un Tauro es aficionado a las cosas buenas de la vida especialmente buena comida, buen vino y ropa de lujo. Así que si tú estás confundido sobre qué regalarle a tu jefe Tauro esta Navidad, piensa en elegantes libros culinarios, accesorios de vino o una alfombra persa suave. La naturaleza terrenal de Tauro hace que se deleiten en los placeres sensuales y les gusta disfrutar,  por lo que se entregan a lo mejor que el dinero puede comprar a pesar de que, a diferencia de los hombres y mujeres de Leo, están lejos de ser extravagantes o llamativos, sino que son muy clásicos. Un regalo de mucha calidad pero extravagante, no será de su agrado. Si tú está pensando en llamar a tu jefe a cenar en tu lugar, trata de asegurarte de que has arreglado para una muestra de la buena comida y el vino, excelente música y fina vajilla de cristal. Esta es una persona a la que le gusta la buena vida y con toda probabilidad mantiene su casa en esos estándares, lo que le llena de orgullo.

La fidelidad te dará mucho puntaje
Aunque un jefe Tauro no está exento de adoptar una idea rentable que ha sido tuya y hacerla  pasar como propia, no debes hacer de ello una gran cosa. Esto se debe a que cualidades como la lealtad y la fidelidad están en rango muy alto para los hombres y mujeres de Tauro. Y si tú se demuestras que eres un empleado fiel y leal, es probable que tu jefe va a recordar tu lealtad durante mucho tiempo y te dará una recompensa muy justa por ello. Tu fidelidad podría no darte beneficios inmediatos, pero si logras  ganar su fe, puede esperar una larga duración en el trabajo, un paquete de pago cómodo y un jefe que siempre te dará una audiencia paciente.

 

VIRGO


Un perfeccionista por excelencia

La persona de Virgo, ya sea hombre o mujer, es famoso por su búsqueda del perfeccionismo. No hay nada de mala calidad o poco entusiasta en lo que hace un Virgo. En un creyente en la máxima de que lo que vale la pena hacer, vale la pena hacerlo así, con altísima calidad y gran entusiasmo. Un jefe de Virgo es a menudo exigente e inflexible en sus altos estándares. Si tu jefe conduce cada mínimo detalle y hace una nueva comprobación de volver a controlar la presentación final antes de la reunión con un cliente o envío de vuelta la prueba cien veces hasta que quede satisfecho con la disposición final, lo más probable es que sea del signo de Virgo. Y es esta cualidad la que hace que se encuentren en la parte superior de la gestión a cargo de los proyectos más grandes y más complicados,  ya que están seguros de que si alguien puede hacer el trabajo en el tiempo correcto y hacerlo bien, es alguien de Virgo. Mientras que una personalidad tan puntillosa puede ser justamente la causa de su ascenso a la cima, la otra cara de este tipo de perfeccionismo es que va a exigir el mismo nivel de excelencia de ti. Mientras trabajes para un jefe de Virgo, ni sueñes que va a dejar pasar un trabajo de mala calidad o que vas a poder dar después unos toques finales, unas mejoras sobre la hora a tu presentación. Un jefe de Virgo sólo puede estar satisfecho cuando el resultado final está sin defectos, y sea lo más cercano a perfecto, como alguien que no sea ellos puede llegar a hacerlo.

La preocupación por los detalles
Sin embargo, otro aspecto del perfeccionismo de Virgo es su meticulosa atención a los detalles. Mientras que un jefe Aries habría motivado a un equipo con su energía y les deja a  los demás llevar a cabo las cosas, puedes confiar en que un jefe de Virgo va a entrar en el más mínimo detalle de tu propuesta o comprobar personalmente las minucias financiera, que a su vez un jefe Leo habría sido más feliz de dejarlas a los auditores. Es esta meticulosidad lo que hace aún más difícil que coincidas con las normas, formas y procedimientos de tu jefe Virgo, pero una vez que entiendas la manera en que él trabaja, te resultará más fácil hacer el trabajo correctamente la primera vez. Su perfeccionismo si bien puede molestarte, no tengas dudas que complementará tu trabajo y será todo lo exitoso que se pueda pretender, tu éxito hace a su éxito, eso puedes tenerlo por seguro, por tanto su manera de apoyarte es llevándote al límite de lo perfecto.

Una naturaleza crítica
El deseo de perfeccionismo que abarca a prácticamente todos los aspectos de la vida de un Virgo incluyendo su vida profesional también, los hace bastante críticos en su naturaleza. Él evaluará la presentación o escribirá todavía algo más a tu tarea en la que has estado esclavizado durante tres días y todavía llegará a un centenar de puntos de corrección. El agudo ojo de halcón un jefe Virgo es poco probable que pueda pasar por encima de un error o incluso la oportunidad de señalar ese error,  no importa lo leve que sea. Esta inclinación por la reducción a cero en los defectos podría hacer que trabajar para un jefe de Virgo sea a veces difícil, ya que puede parecer que no importa cuánto te esfuerces, nunca puedes realmente complacerlo. En esos momentos, ayudaría recordar que la inclinación del virgo a la crítica no está motivada por la malicia o un deseo de lastimar o menospreciar a nadie. Debido a que un Virgo vive por sus propias normas y sus exigencias, él espera que otros, especialmente los que trabajan para ellos, hagan la tarea como ellos también. Y si piensas bien en ello, nunca será equivocado trabajar de acuerdo a los estándares más altos, especialmente cuando estás profesiones como la cirugía o la aviación, donde hay un ínfimo margen para el error.

Un deseo de ayudar
Lo que suaviza y engrandece la más estricta naturaleza perfeccionista de un Virgo es su deseo innato de ayudar a los demás. Así, mientras que un jefe de Virgo puede haber pedido algunas correcciones en tus proyectos, por enésima vez, lo más probable es que él te acompañará en todo el proceso, te enviará suficiente material, y se quedará hasta tarde completando y ayudando en tu tarea, cuando todos los demás ya hayan dejado de ofrecer una mano de ayuda. Esta tendencia a ayudar no sólo se limita a los asuntos profesionales o laborales,  si por casualidad se ha descompuesto tu coche, tu jefe de Virgo puede sorprenderte ofreciéndote llevarte de vuelta a casa, llamando a su mecánico personal u ofreciéndote dinero o lo que necesites para solucionar el problema. Él exige, pero recompensa con justicia, y tiende una mano franca a los que “soportan” su perfeccionismo esforzándose por complacerlo e imitarlo.
si tú trabajas para un jefe virgo, tendrás varias oportunidades de descubrir su buena predisposición a ayudarte.

Sé práctico
Si tú quieres ser notado por tu jefe Virgo, tratar de llegar a ideas que son prácticas y dirigidas a un resultado tangible. La naturaleza perfeccionista de un Virgo no está inspirada por nociones idealistas de belleza y de forma, sino por un sentido realista, práctico, y por la importancia de conseguir que un trabajo se haga de la manera correcta. Los argumentos acerca de tu instinto para el éxito de un plan o el valor de una idea experimental es poco probable que vaya a reducir la cantidad de hielo de un jefe Virgo, a menos que puedas demostrarle las ventajas prácticas y materiales que puedan recogerse siguiendo tu idea. Esta naturaleza de tierra de Virgo es probablemente una consecuencia del elemento tierra con la que está asociado. Sin embargo a diferencia de un Tauro que lleva también un fijo signo de tierra pero es resistente al cambio, la calidad mutable de un Virgo lo hace acogedor de nuevas ideas y proyectos, siempre que sean prácticas y pueden ser llevadas a un extremo éxito material.
A pesar de su ansia de perfección y su mirada crítica, en general es cómodo estar cerca de un jefe de Virgo debido a su temperamento tranquilo y fácil de llevar. Por lo general son modestos en su apariencia, su comportamiento profesional y las relaciones interpersonales. Nunca va a tratarte mal o hablarte en un tono incorrecto. Y para un empleado que haya sufrido lo peor de la megalomanía de un Leo o el “negocios son negocios” de Tauro, es un alivio estar bajo los calmados rayos de sol del carácter moderado y templado Virgo. Al mismo tiempo, algunos Virgo son sorprendentemente bastante inseguros por dentro y lo que puedes necesitar para ganarte a tu jefe es darle tu lealtad y fidelidad, respetando y siguiendo su consejo y directivas.

 

CAPRICORNIO


Muy ambicioso

El rasgo definitorio de los Capricornio es su naturaleza altamente ambiciosa, algo a lo que tu jefe probablemente le debe a su presente éxito profesional. Al igual que la cabra de montaña que simboliza este signo del zodiaco, un Capricornio se mantendrá empujando un pie tras otro hasta que él haya llegado a la cima. Tú no encontrarás  a tu jefe hablando mucho acerca de hasta qué punto él está dispuesto a gobernarlo y tenerlo todo en cuanto al éxito profesional, , pero puedes estar seguro de que detrás de ese exterior frío y sereno hay una determinación de acero para llegar a la parte superior de la pirámide profesional. Esta es una de las razones por las que debes tener cuidado de cruzar espadas con un jefe Capricornio. No sólo es muy poco probable que vaya perder una pulgada frente a un competidor potencial, sino también muy poco probable que vaya a perdonar a un subordinado que por sus ganas de sobresalir y destacar, eche a perder sus posibilidades de conseguir que el éxito codiciado. Así, una de las primeras cosas que hay que recordar acerca de un jefe de Capricornio es el respeto a su lado ambicioso y asegurarse de que tú no haces nada para arruinar su profesión.

Trabajo duro y persistente
A diferencia de un Géminis o un Aries, Capricornio no depende de destellos momentáneos de brillantez profesional para asegurar sus ambiciones de carrera. Más bien, los portadores del signo de la Cabra se basan en el trabajo duro y constante, minucioso, a fin de cumplir sus objetivos profesionales. Así, mientras tú trabajes para un jefe Capricornio, debes mostrar que estás dispuesto a bajar la cabeza y ensuciarte las manos con trabajo duro, con el fin de dar lo mejor para el trabajo. Asimismo, recuerda a comenzar en el nivel básico y luego avanzar paso a paso en lugar de tratar de saltar por encima varios peldaños, no importa lo brillante que eres y cuanto realmente lo mereces. Al ser un signo fijo, Capricornio es estólido y prefieren seguir adelante con determinación constante que también significa que van a pensar muy bien en tener a su lado empleados que no son aprensivos sobre el aprendizaje de las tareas, ni con lo complejo o duro que pueda ser el trabajo. Es esta combinación de una persistencia tenaz con la ambición profesional y un amor por el éxito material que hace a los administradores de Capricornio dueños del mundo. Lo más probable es que encontrarás un jefe Capricornio haciendo un gran éxito en el sector empresarial o al menos donde las habilidades de organización son muy codiciadas.

Alto grado del sentido de la responsabilidad
También, otra cualidad que permite a los Capricornio florecer en sus campos profesionales es que tiende a asumir la responsabilidad. Encontrarás  que tu jefe rara vez se amilana ante los proyectos más difíciles y una vez que ha tomado en una tarea, trabajará en ella sin descanso hasta que se haga. La misma calidad también hace que él o ella sea extremadamente valioso para tener alrededor en términos de crisis personales o de emergencias, ya que no es alguien que vaya a eludir un trabajo y es más propensos que otros a ver las cosas. Todo esto hace que sea aún más pertinente que muestres algo del mismo sentido de responsabilidad que caracteriza a tu jefe o jefa Capricornio. Evita dejar un proyecto a mitad de camino, incluso si parece demasiado fácil o demasiado difícil para tus habilidades. Y, sobre todo, no pierdas los plazos ya que no sólo revelará tu incapacidad para manejar el tiempo, sino también una falta de dedicación al trabajo. Por último, incluso si te encuentras a la mayor parte de los otros miembros de tu trabajo haciendo malabares, trata de completar el proyecto por tu cuenta y luego dejar que el jefe sepa quién lo hizo y verás que será muy feliz de ver tu capacidad de asumir mucho más de lo que se suponía o te correspondía. Habrás ganado puntos valiosísimos con él.

Una tendencia al control
Una naturaleza controladora es por lo general la desventaja de una personalidad que está dispuesta a tomar la iniciativa y a ser eficiente en la organización de las cosas. Es posible que un jefe Capricornio jamás esté dispuesto a delegar autoridad a sus subordinados, por miedo a perder el control sobre la calidad del trabajo. Esto podría hacer que los empleados calificados y capaces sientan que se les está dando menos de lo que merecen. La forma de evitar esto es dejar que tu trabajo hable por sí mismo y recordarle a tu jefe con suavidad ese detalle de todas  las veces que se has dado tu entrega en proyectos difíciles y que mereces que mayores responsabilidades y ganancias, te sean concedidas. Si tu trabajo habla por ti y lo recuerdas con ligereza, sin imposición, él te dará el merecido reconocimiento, pero debe nacer de él, no de ti. También lo que hay que recordar acerca de Capricornio es que les gusta estar en control, no tanto por hambre de poder, sino tal vez  debido a alguna noción equivocada de que las cosas van a desmoronarse si dejan de lado su participación.

Reservada en situaciones sociales
Si tú has estado a gusto con la efervescencia de un jefe Sagitario o las costumbres sociales de un jefe Libra, Capricornio como capitán del barco podría ser prudente y bastante distante en su naturaleza y la manera de relacionarse socialmente con sus empleados. Se trata de una persona que probablemente que haga su pausa para el café charlando con los empleados sino que muy seguramente se encuentre sólo detrás de las puertas de cristal de su camarote. En las etapas iniciales de tu nuevo trabajo bajo las órdenes de un jefe Capricornio, éste parecerá distante e incluso inaccesible, lo que hace que la discusión de temas relacionados con el lugar de trabajo, sean todo un desafío. Sin embargo a medida que vayas tratando con él, te darás cuenta de que su reserva natural no es tanto un despliegue de arrogancia social como su forma de juzgar a las personas y situaciones, ya que es importante para ellos saber cuál es tu posición y la forma de hacer tu camino a la meta.
La característica anterior se relaciona con otro rasgo de la personalidad en los Capricornio: Su amor por las convenciones. Estas personas prefieren la seguridad y la permanencia y no les gusta experimentar sólo por el gusto de la novedad. Como tal, puedes encontrar que tu jefe Capricornio quiere mantener y hacer las cosas  como siempre se han hecho en torno al lugar de trabajo, ellos quieren “hacer las cosas como siempre se han hecho por aquí” y si quieres estar en su lado bueno, tú harías bien en respetar su lado convencional. Esto no quiere decir que no puede haber cambios, pero le tienes que dar evidencia de la utilidad práctica y el beneficio material que pueda tener una forma diferente de hacer las cosas con el fin de convencer a tu jefe de la conveniencia del cambio.

¿Te ha gustado este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…
Opt In Image
EL MAS COMPLETO LIBRO DE MAGIA BLANCA
El
libro de hechizos faciles

Dejame tus Comentarios