necesito dinero: pídeselo a San Expedito

Necesito dinero y lo necesito ahora…¿Cuántas veces has dicho estas palabras? Todo el mundo necesita dinero y San Expedito es uno de los santos preferidos al momento de pedir ayuda.

Cuando las cosas se complican, San Expedito favorece y asiste, millones de personas acuden a él por ayuda y ciertamente yo también lo hago de vez en cuando cuando necesito dinero.

necesito dinero

Si necesito dinero acudo a este Santo milagroso

Es importante no solicitarle cualquier cosa, los pedidos deben hacerse  cuando las cosas se ponen difíciles y parece no haber salida. San Expedito se considera el patrono de las cosas difíciles o imposibles, por tanto, pídele algo que sea en verdad difícil.

Si además quieres reforzar tu pedido, una excelente alternativa es hacer pedidos a Santa Rita, que también acude en ayuda en casos muy especiales, dificultosos e imposibles.

También es muy importante ofrecerle un “pago” por sus favores una vez que el santo nos ha concedido la gracia solicitada.

Pedido a  San Expedito – materiales

  • Vas a precisar una vela roja
  • Una imagen, estampa o estatuilla del santo
  • Un vaso de agua, vino tinto o ron
  • Una torta simple de bizcochuelo
  • Papel y algo para escribir
  • Opcional: algunas flores rojas

Procedimiento del ritual de dinero a San Expedito:

-Toma la vela roja y conságrala untándola con un poco de aceite de oliva. Si no tienes, puedes simplemente pasar un poco de sal fina frotando la vela para limpiarla. Aquí en este artículo puedes saber más sobre cómo consagrar las velas.

-Escribe en el papel tu pedido, de forma clara, haciendo constar que es urgente e importante, que no es un pedido trivial, que necesito dinero para tal o cual fin específico.

-Escribe también que le “pagarás” sus favores recibidos y explica cuál será tu paga.

-Coloca la imagen de San Expedito, a su lado la vela roja, coloca el papel escrito  bajo la vela (coloca la vela en un platito o soporte y debajo el papel) y enciende la vela.

Una vez encendida la vela, puedes decir la siguiente oración:

“San Expedito, siervo fiel y trabajador de nuestro Señor Jesucristo, escucha mi súplica. Vengo a ti humilde y desesperado, buscando tu intercesión divina en mi nombre. Tú que has librado muchas batallas justas y conoces el dolor del trabajo duro, ayúdame en mi hora de necesidad. Necesito dinero para (explicas tu necesidad) Te ruego, siervo divino de Dios que me ayudes ahora. Con gratitud y humilde agradecimiento, en nombre de Jesús ¡Amén! “

La oración la puedes formular tú mismo, con tus propias palabras, deseos y necesidades, este es solo un ejemplo para que tomes de guía.

necesito dinero

 

-Deja entonces que se queme la vela. Repite todos los días la oración ante su imagen hasta que el pedido se haya cumplido, no es necesario que enciendas otra vela.

-Una vez que San Expedito ha intercedido y te ha concedido el favor, coloca junto a su imagen el vaso con agua, vino tinto o ron, y unas cuantas rebanadas del bizcochuelo.

Deja allí por tres días, luego vierte el líquido al desagüe (el agua la puedes arrojar a tus plantas) y personalmente, dejo el bizcochuelo en el patio para que se lo coman las aves o los pequeños insectos, como las hormigas.

Alabar públicamente cuando el pedido se ha cumplido:

También es tradicional alabar a San Expedito públicamente una vez que te ha ayudado. Mucha gente saca un pequeño anuncio en el periódico, dándole las gracias por su intercesión.

En la era moderna de la comunicación en línea, es común que la gente le agradezca en un sitio web, dejándole allí un mensaje. También es común ver en los coches una calcomanía con alguna leyenda en agradecimiento.

5 1 vote
Calificación del Post

guest
27 Comentarios
nuevos
antiguos
Inline Feedbacks
View all comments