Romper una maldición, brujería o trabajo que te hayan hecho


Para romper una maldición o brujería que tengas encima, lo primero es determinar que real y efectivamente te han hecho un trabajo para perjudicarte.

Una vez establecido esto, tú puedes liberarte de ello perfectamente por ti mismo y dependiendo de qué tipo de trabajo tienes y cuánto en tu vida ha sido o está siendo perjudicado, podrás hacerlo quizá en un solo paso o necesitar varios.

Romper una maldición, brujería o trabajo de magia

Los 4 pasos liberadores

Estos trabajos y rituales que veremos aquí son los más aconsejados, los más clásicos y los más utilizados en todo el mundo para romper cualquier brujería y liberarse de ella definitivamente.

Según sea el tipo de trabajo que te han hecho, según sea el poder de quién lo ha realizado y según tus propias ideas acerca de todo ello, tu podrás quitarte un embrujo con estos pasos:

  • 1- LIMPIEZA: Simplemente limpiarte a ti y a tu casa. Dependiendo la gravedad de la brujería que te han lanzado, tú quizá puedes romper una maldición simplemente haciendo una gran limpieza sobre ti y tu hogar.
  • 2- RUPTURA: Si la limpieza no es suficiente, porque la brujería es muy fuerte, debes pasar al segundo nivel y romper el trabajo, además de hacer la limpieza.
  • 3- DEVOLUCIÓN: Esto puede ser opcional o no. Quizá limpiando y rompiendo todo termine allí, pero dependiendo de qué te han hecho y de cuánto poder tiene quién te lo ha causado, puede que también necesites devolver a su origen lo que te lanzaron a ti, que no baste con limpiar y romper, sino que sea menester devolver y regresar el daño como manera de anularlo completamente.
  • 4- VENGANZA: Este cuarto paso sí es opcional y tú decidirás si quieres vengarte decididamente, a propósito, a sabiendas y con deseo de causarle daño a quien te ha maldecido.

¿Realmente te han hecho una brujería?

No todos los que se creen maldecidos o embrujados realmente padecen un trabajo de magia. A veces las personas creen que han sido hechizadas o maldecidas, pero no lo han sido realmente. Quizá pueden estar deprimidos, enfermos mental o físicamente y han decidido equivocadamente que alguien, un enemigo, es la causa de su sufrimiento.

Sin embargo, las maldiciones mágicas también existen, y sus efectos pueden ser serios y hasta devastadores. Algunas formas de diagnosticar si realmente tienes una brujería es obtener una lectura de un psíquico que tenga una excelente reputación.

Pero también puedes comprobarlo por ti mismo con algunos métodos de adivinación, como leer las cartas, el uso de un péndulo u otras formas no tradicionales y proceder luego a romper una maldición que hayan puesto sobre ti.

Tres formas de saber si te han embrujado
Romper una maldiciónAquí encontrarás algunos métodos muy interesantes para comprobar si tienes una maldición o trabajo de magia puesto sobre ti:

Método de comprobación con papel
Comprobación mediante agua o a través de un préstamo

Si tienes un enemigo o enemiga declarada y sabes que practica magia oscura y brujerías, puedes estar bastante seguro de que algo se está trabajando o ya se ha hecho en tu contra.

Pero puede que no tengas enemigo alguno o creas no tenerlo, pero no obstante has tenido mala suerte durante mucho tiempo, has perdido el trabajo, tienes interminables problemas de dinero, rupturas amorosas o relaciones desastrosas, o estás padeciendo de una enfermedad que no debería estar allí y no se siente natural.

Entonces, aunque tú no tengas enemigos o no sepas quién puede ser, es muy posible que igualmente te hayan trabajado y tú puedes sospechar, e incluso descubrir cómo y qué te han hecho.

¿De qué maneras pueden maldecirte?

Muchos son los métodos con que alguien puede hacer una brujería contra ti. Una forma común de maldecir a alguien es esparcir o rociar determinados elementos, objetos o sustancias en tu camino, de modo que los pises y los “levantes”.

La típica situación de esto es por ejemplo encontrar tierra (por lo general de cementerio) en la acera frente a la puerta de tu casa, pero pueden ser otras muchas sustancias o elementos, como piedras, clavos o agujas formando una “x”.
En otros casos funciona al revés: A partir de tu pisada, de tu huella, se toma esa tierra pisada por ti y se trabaja sobre ella.

La forma de prevenir esto o de protegerse de los elementos puestos en tu camino es pisando o espolvoreando sal en las suelas de tus zapatos o pimienta negra.
Estos dos elementos son catalizadores y la maldición no se “pegará” a ti aun si la pisas, tanto como se volverá inservible a los fines mágicos la huella que tú pudieras dejar. Es decir, tu huella “no te contendrá a ti”, podrán levantar o juntar la huella de tu pisada, pero no estarás “tú” en ella, solamente será tierra sin ningún valor.

Romper una maldición

Otra forma de hacer una brujería también muy común es cuando se obtiene algo de la persona a maldecir, como uñas o cabellos, saliva u otros fluidos corporales. Esto es más directo que una fotografía, una prenda o un objeto personal, y en la gran mayoría de los casos todo ello se usa para causar por lo general graves daños en el plano material y/o amoroso.

Pueden trabajarte así mismo sin ningún elemento, simplemente con tu nombre, ciertos datos, y trabajos con velas, con pelos, con sangre, con excrementos, etc.
También es posible que “te coloquen algo”, por lo general un objeto oculto en tu casa o propiedad, como hechizos de botella, bolsas, paquetes, ataduras, cosas enterradas por lo general o muy bien ocultas, por lo que es una buena idea en primer término revisar tu casa en búsqueda de objetos o cosas extrañas.

Si revisas y encuentras el objeto, éste debe ser eliminado y destruido, y esto lo consigues quemando completamente el objeto en cuestión o arrojándolo a una corriente de agua que lo degrade y lo lleve lejos, pero debes tener la precaución de no tocar directamente el objeto maldito, tómalo con guantes o con una bolsa plástica y desecha luego también esos elementos.

Si bien es útil saber quién te ha lanzado el trabajo, puedes deshacerte de él también si nada sabes y desconoces quién ha sido, e incluso si buscas y nada extraño encuentras e tu propiedad porque te han trabajado a distancia.

1.Primer paso para romper una maldición

Baño, limpieza y quema de velas

Muchos trabajos de magia realizados para causarte mala suerte, ruina económica o amorosa, malestares y contratiempos de todo tipo, pueden romperse realizando simplemente el primer paso, que consiste en una profunda limpieza ritual tanto de tu cuerpo como de tu casa, acompañado de un sencillo trabajo de velas.

Claro que dependerá de qué tipo de maldición o brujería te han hecho, pero el primer paso debes realizarlo sí o sí, ver si tienes resultados con ello y si no lo tienes, pasar entonces al segundo (Ruptura)  o tercer paso (Devolución), no al cuarto porque este ya es totalmente opcional (Venganza).

Para quitarte una brujería,  debes comenzar por tomar un baño ritual de limpieza, hacer una limpieza física de tu casa o lugar, combinado con un simple hechizo de vela. Para realizar este trabajo, necesitará una preparación de baño hecha con hierbas purificadoras, tales como la ruda, la salvia, el romero o el hisopo, junto con un poco de pimienta negra y al menos un kilo de sal gruesa.

Romper una maldición

Las hierbas puedes combinarlas a todas ellas, usar solo algunas o incluso una sola de ellas.
Te levantas minutos antes del amanecer y preparas la tina del baño con agua tibia, agrega las hierbas, la sal y un poco de pimienta negra.

Si no tienes una tina, has la preparación en un recipiente grande, separa un poco de esta agua, siéntate en una silla y sumerge tus pies un rato en ella. Con el resto del agua moja luego todo tu cuerpo desde la cabeza hacia abajo.
Este baño de limpieza y purificación debes hacerlo entre 3 días seguidos a 9 días, según sientas tú el poder del daño realizado que tienes sobre ti.

Hechizos potentes para romper brujerías
Deshacer un trabajo de brujeríaAdemás de este procedimiento sencillo, existen por supuesto otros rituales y hechizos más poderosos y complejos para eliminar todo tipo de maldiciones y brujerías como éstos:
Cómo quitarse una brujería fuerte
6 maneras de romper trabajos de magia oscura
Quitar definitivamente una maldición personal o familiar

Cuando haya terminado de bañarte espiritualmente, sal de la bañera sin secarte y enciende 2 velas blancas a las cuales espolvoreas antes de encenderlas un poco de alguna de las hierbas que usaste en el baño. Las velas deben estar a la distancia de un metro aproximadamente una de la otra.
Enciende un poco de incienso o alguna varilla de sahumerio.

Enciende los elementos y párate entre las dos velas. No te seque con una toalla, deje que el agua del baño se seque con el aire mientras las velas y el incienso se queman.
Una vez que te has secado, puedes retirarte de entre las velas, dejándolas encendidas hasta que se apaguen solas. Tira los restos de cera a la basura.
Esto lo haces también 3 días o hasta 9 días, colocando dos velas nuevas cada vez.

Después de tomar el baño de limpieza espiritual para quitarte la brujería o maldición, puedes usar el agua de baño restante para lavar tus pisos y especialmente el umbral de tu casa, porque sin dudas que un buen lavado de piso ayudará enormemente a eliminar todas las malas energías del hogar y para evitar su regreso.

Lava los pisos desde la parte posterior de la casa hacia el frente. Si tienes alfombras, puedes rociarlas ligeramente con el agua o barrer con una escoba a la que hayas cubierto con un paño humedecido.

Resumiendo el primer paso para romper una maldición: Cada mañana durante 3 a 9 días toma el baño de purificación, enciende las velas blancas y el incienso, colócate entre las dos velas hasta secarte y luego lava tu casa, desde el fondo hacia la puerta principal.

2.Segundo paso para romper una maldición

Romper la brujería con velas especiales

Velas de inversión y velas de doble acción

Como dije antes, si tú tienes la suerte de encontrar el o los elementos que te han dejado en tu casa para maldecirte, ya sea esto polvos, una muñeca o un hechizo de botella,  simplemente quémalo o tíralo al agua que corre, como un río o arroyo caudaloso. Esto no solo eliminará la brujería de ti, sino que la enviará de regreso a quien la envió.

La gran vela roja cubierta de negro

Pero la mayoría de las veces, desafortunadamente, no podrás encontrar la brujería que pusieron para hacerte daño. En ese caso, una forma típica y conocida de romper y anular el trabajo es quemar una vela de inversión.

Romper una maldiciónEsta vela llamada “invertida o de inversión” es una vela roja por lo general muy grande, que se ha cubierto completamente con cera de vela negra. Para utilizarla, escribe con algo afilado el nombre de la persona que te ha maldecido, consagras la vela con un aceite de unción apropiado, como por ejemplo aceite de romero o de ruda, enciende la vela y déjala que se queme por completo.
Si no conoce el nombre de la persona, talla simplemente las palabras “Mi Enemigo/a” en la vela.

Las velas mitad negra, mitad otro color

Romper una maldición
Similar a la gran vela roja, es muy utilizado para romper una maldición la llamada “Vela de doble acción”. Esta es una vela en la cual una mitad es de color negra y la otra mitad de otro color y por lo general se utiliza cuando te va muy mal en un plano específico, con mucha mala suerte, problemas, daños y penas.

Típicamente utilizarás una vela para cada plano o terreno de tu vida afectado, por ejemplo:

  • Vela negra/roja para cuando te han embrujado en el amor. Por lo general se usa roja cuando lo afectado es la pareja, el sexo, el matrimonio, una relación amorosa clásica y puede usarse color rosa cuando el amor está relacionado más a la amistad o a las relaciones familiares, pero en estas últimas también se puede utilizar color azul.
  • Vela negra/verde para cuando te han trabajado en el dinero y lo material (también puede ser amarilla o dorada)
  • Vela negra/marrón para cuando la maldición ha sido lanzada en tu trabajo o actividad
  • Vela negra/blanca para cuando el trabajo de magia oscura es para cuando quieren perturbar tu paz y tranquilidad
  • Vela negra/azul para cuando el daño que quieren hacerte es en tu salud física o cuando se busca romper vínculos familiares (también puede ser celeste)
  • Vela negra/púrpura para cuando el daño se te quiere causar a nivel espiritual, psíquico. (también puede ser violeta, lila, morada o índigo)
  • Vela negra/anaranjada para cuando quieren detenerte, que no tengas iniciativas, que no tengas nuevos inicios y comienzos, que no puedas volver a empezar, sea un negocio, una relación, un viaje, etc.

Puedes usar la vela de doble acción de la misma manera que la gran vela roja cubierta de negro, pero debes tallar el nombre de tu enemigo en el extremo negro y el tuyo en el extremo de color y luego ungir el extremo del enemigo con un aceite de romper brujerías como romero o ruda y tu extremo con un aceite de prosperidad, como rosas, menta, canela, laurel, etc.

Algunas personas prefieren tallar la vela para que queden las dos puntas con una mecha y así encender y quemar ambos extremos a la vez. Para mantenerla fija en su lugar, la colocan horizontalmente en la punta de un clavo oxidado y caliente que ha sido previamente martillado a través de una madera. Clavas la vela justo en la mitad de la misma.

La vela se quema mucho, con grandes cantidades de cera goteando, pero se dice que es muy efectivo hacerlo de esta manera. Si lo haces de la manera tradicional, quema primero la parte negra y luego la de color que te corresponde a ti.
Una vez que esta vela se ha quemado, puedes tirar los restos a la basura o enterrarlos muy lejos de tu casa.

3.Tercer paso para romper una maldición

Regresar y devolver el hechizo a quien lo ha lanzado

La caja de espejos

Si los dos primeros pasos no te han dado solución, quizá no ha sido suficiente con ello y debas además de limpiarte y romper el trabajo, devolverlo y regresarlo a su origen, pero no puedes hacer esto directamente sin haber hecho antes los dos pasos previos. No te funcionará simplemente devolverlo si antes no te has limpiado y no has roto la brujería.

Una de las formas clásicas de regresar una maldición o brujería consiste en la caja de espejos. Hay muchos otros métodos por supuesto, pero esta caja es una de las maneras más utilizadas y más efectivas.

Poderosos hechizos para devolver y regresar brujerías
Romper una maldiciónAquí puedes encontrar algunos de los mejores y más efectivos rituales para devolver cualquier tipo de trabajo de brujería directo a la persona que lo ha realizado en contra de ti:
Devolver una brujería para siempre
Los 4 mejores hechizos para devolver maldiciones
Cómo devolver un trabajo de magia por completo

La caja de espejos mantendrá todo lo malo que hizo o todavía hace tu enemigo rebotando hacia él, dañándolo y perjudicándolo por lo que ya hizo, sufriendo en carne propia lo que ha enviado y deseado para ti, a la vez que lo afectará cada vez que intenten lastimar a alguien más.

Hacer una muñeca o muñeco

Para hacer este hechizo vinculante de devolución, necesitarás como primer paso un muñeco o muñeca de cualquier tipo: puede ser una muñeca de juguete, puedes hacerla tú cosiendo telas, tallándola en cera, formarla con ramitas. No hace falta una gran elaboración, basta que la muñeca tenga una forma humana, es decir un tronco o torso con una cabeza y las cuatro extremidades.

Si tienes creatividad, puedes hacerle muchos detalles, como coserle ojos, una boca, fabricarle vestimenta como una camia o pantalones, y si tienes la posibilidad, es muy bueno que pudieras agregar algo personal de tu enemigo, como recortar su cara de una fotografía y colocarla como cara de la muñeca, agregar cabellos, uñas o fluidos de la persona, tanto como utilizar una prenda personal para confeccionar la muñeca o sus ropas, como un pañuelo, una bufanda, una playera, etc.

Romper una maldición

Otra manera utilizada es simplemente conseguir una vela negra con forma de diablo y tallar simplemente el nombre de tu enemigo en ella.

Hacer la caja de espejos

El paso siguiente es buscar una caja con tapa, de cartón o madera preferentemente. Una caja de zapatos es ideal para este trabajo.

Luego, ve a una tienda de venta de espejos y vidrios, y compra un espejo o varios espejos pequeños, pero es muy importante que no te mires en ningún momento en ese o esos espejos. Esto es difícil, pero asegúrate de no mirar.

Cuando lleves el espejo a casa, toma un martillo y rompe el espejo en pedazos, sin mirarlo. No tengas temor en absoluto en romper el espejo, nada te pasará, la “maldición de 7 años de mala suerte” que se supone trae romper un espejo no aplica en este caso y por lo general solo funciona cuando el espejo se te rompe accidentalmente, no a propósito como lo haces tú aquí.

Pega luego las piezas en el fondo interior, en los costados interiores y en la parte interior de la tapa de la caja, sin mirarte directamente en los espejos en ningún momento.

Romper una maldición

Comenzar el ritual de devolución

Una vez que la caja esté lista, enciende una vela negra a la que has consagrado con aceite de romero o has espolvoreado un poco de este sobre la superficie de la vela.

Pon la muñeca acostada en el centro de la caja y rocíala abundantemente con pimienta roja, pimienta de cayena, azufre, chiles o ajíes picantes rojos, agrega algunos alfileres, agujas y clavos (mejor si están oxidados). No es necesario que pongas todo, pon lo que tengas, con una sola hierba y unos alfileres bastará, pero si tienes más elementos e ingredientes, no los escatimes, úsalos.

Si tienes la posibilidad, agrega tierra de cementerio, poca cantidad, la muñeca no debe quedar tapada, debe poder reflejarse en todos los espejos de la caja.

Hechizos con Tierra de cementerio
La tierra de cementerio se utiliza frecuentemente en la magia, tanto para hacer el mal como para, aunque no lo creas, para hacer el bien y rituales positivos. Conoce más sobre ello en estos artículos:
Hechizos que utilizan tierra de cementerio
Los usos de la tierra de cementerio

Una vez que has hecho todo ello, mirando la muñeca dices el hechizo de devolución:

“Aquí estás, [Nombre de la persona o “enemigo” si no sabes quién es) ], y aquí te quedarás, y a partir de ahora, todas las brujerías que tratas de provocar o provocas, todas las maldiciones que tratas de hacer, todas las palabras asquerosas que usas, y todo el mal que haces volverán siempre a ti como estos espejos reflejan tu imagen de regreso a ti, y en este infierno de tu propia invención arderás hasta que Dios te libere en juicio o se apiade de ti, Amén. Está hecho”.

Cierra la caja, ata la tapa con cuerdas, lleva este “ataúd” a un cementerio y cava un hoyo. Pide a los espíritus en el cementerio que te ayuden a retener a tu enemigo, y mientras lo haces, págales una moneda por su ayuda en tu problema, ya sea arrojándola sobre tu hombro izquierdo mientras hace tu pedido o colocándola a la cabeza de la tumba.
Luego entierra la caja de espejos, aléjate de allí sin mirar hacia atrás, y vete a tu casa por una ruta diferente a la que tomaste para llegar allí.

4.Cuarto paso para romper una maldición

La venganza y daño sobre tu enemigo

Ritual para vengarse

Este paso es completamente opcional, lo haces si quieres vengarte, pero desde ya que yo recomiendo no hacer esto por muchas razones, pero tampoco soy quién para decirte que lo hagas o no, tomar esta decisión dependerá de ti y de tus motivos, que pueden ser muy atendibles.

Si decides vengarte, toma una vela negra con forma de Diablo o una vela negra común simplemente y talla en ella el nombre de tu enemigo.
Unta la vela con aceite y pega en ella insectos muertos, preferentemente moscas o arañas. Algunos van más allá y revisten la vela con excrementos humanos (nunca los propios) o animales, preferentemente de un gato negro.

Mientras haces todo esto, dices en voz alta todo lo malo que quieres que le suceda a tu enemigo con tu venganza.

Quema la vela negra sobre el tanque del inodoro, o sobre la tapa o directamente sobre el inodoro, colocando un plato, una madera o cualquier tipo de soporte.
Quema un poco cada noche, durante 7 noches. Comienzas en el cuarto menguante de la luna y finalizas en la luna nueva.
Deja quemar 7 minutos y apaga la vela pellizcándola o sofocándola con una cuchara, nunca soplándola.
Pon la vela en un lugar seguro hasta la noche siguiente.

Cuando sea la “noche sin luna” (luna nueva), toma la vela y apágala en el agua del inodoro, diciendo:

“Ahora tú (nombre de la persona o “mi enemigo”) padecerás todo el dolor y la furia de mi venganza. No hay como escapar de ella. Está hecho, está mandado, así sea.”

Jala el botón para que el agua corra en el inodoro y lleve la maldición de tu venganza a los depósitos de excrementos y orines, ya sea esto por las cloacas o a un pozo si no tienes sistema de cloacas… (increíblemente en pleno siglo XXI de la humanidad, hay millones de personas que no tienen cloacas!… Muchos ni siquiera tienen agua potable!!)

El resto de vela que te ha quedado lo tiras en un cruce de caminos, en una encrucijada o si tienes la posibilidad, la arrojas en los terrenos de la persona, sea su patio, su jardín, el techo de su casa, etc.

Cuando hayas terminado, repite el paso nº1, es decir, toma un baño de limpieza y lava completamente tu casa para purificarte a ti y a tu hogar de todas esas energías negativas que estuviste utilizando para romper una maldición y quitarte una brujería o trabajo de magia oscura puesto sobre ti.

 

(Visited 1.089 times, 1 visits today)
¿Te ha gustado este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…
libro de hechizos faciles

Comments
  1. Posted by Tiziana Prado
  2. Posted by Estrella

Dejame tus Comentarios