Tener una maldición encima (y cómo saberlo)


Todos sospechamos que tenemos una maldición o una brujería encima cuando las cosas van de mal en peor en nuestras vidas y nada parece salir bien.

Si embargo, maldición y maleficio o brujería son cosas diferentes, y en este artículo aprenderemos a diferenciar las y a averiguar si realmente nos han hecho algo para perjudicarnos.

Tener una maldición encima

Diferencia entre maldición y maleficio

Parecen la misma cosa, pero no lo son y la diferencia es muy simple:

Un maleficio, brujería, trabajo, hechizo, salación, amarre, entre otros nombres con que se suele llamar, es un acto deliberado, a propósito, hecho adrede para causar daño, aflicción, ruina o problemas.

Una maldición también puede ser lanzada a propósito o de manera consciente, como veremos, pero muchas veces es sin querer, es inconsciente, es solo una consecuencia de una mala energía, mal deseo o mal pensamiento.

¿Qué es un maleficio?

Diferentes tipos de maleficios, brujerías y trabajos

Un maleficio es un hechizo (brujería, trabajo, amarre, etc.) que se dirige directamente a una persona o lugar y está destinado a causar daño. 

Hay muchos hechizos de este tipo, pero se pueden dividir en categorías:

1- Maleficio del Caos

Este tipo de brujería o hechizo se basa en las leyes de la entropía, generando caos y aumenta la probabilidad de daño a su objetivo.

El daño puede variar desde la mala suerte hasta la muerte, pero la marca registrada de este tipo de maleficio es que no hay meta específica o razón para el daño causado.

Aquí no hay un objetivo claro, como que te separes de tu pareja, te enfermes, tengas ruina económica o te marches de la ciudad, sino que simplemente se busca que, en general, casi todo te salga mal.

Si toda una serie de cosas en tu vida siguen yendo espectacularmente e improbablemente mal, hay una buena posibilidad de que haya sobre ti una brujería o maleficio de entropía en el trabajo que te han realizado.

2- Maleficio de amarre u obligación.

Los amarres no son solo amorosos, sino que se usan para atar, anular, aprisionar e inmovilizar. este tipo de hechizo provoca una incapacidad para actuar.

Puede manifestarse psicológicamente como depresión o ansiedad, o puede funcionar simplemente haciendo que ninguno de tus planes, deseos y sueños signifique nada, que no lleguen nunca a nada.

Si te encuentras completamente incapaz de actuar de acuerdo con tus decisiones, si no puedes moverte ni avanzar, no puedes decidir y hacer elecciones, como casarte o separarte, cambiar de trabajo, mudarte o ganar más dinero, entonces puedes estar sujeto a un hechizo de obligación.

3- Maleficio aleccionador y de justicia:

Aquí la persona que te daña con brujería quiere que pagues, quiere castigarte, “ojo por ojo”, “El que las hace las paga” y “probar tu propia medicina”.

Algunas personas quieren dispensar justicia, manejar el bien o el mal, están dispuestos a usar magia para hacerlo.

Los detalles de estas maldiciones siempre son retributivos, son escarmientos, quieren darte una lección y a quienes lanzan este tipo de maleficios les encanta “hacer que el castigo se ajuste al crimen”.

Por lo tanto, si el atacante cree que tú has robado, su brujería hará que te roben. Si cree que le has usado, te utilizarán. Si es por dinero, te aleccionará económicamente, si es por amor, sufrirás en los asuntos del corazón.

Por lo tanto, si te encuentras repentina y constantemente siendo víctima de “tu propia medicina”, es posible que alguien te esté trabajando con este tipo de maleficio.

4- El maleficio o brujería de propósito especial

Esta es una categoría general para cosas como “que tu casa se llene de ratas” o el “mal de ojo”. Estos hechizos suelen ser específicos, tienen una gran cantidad de conocimiento asociado con ellos y, en general, son espectaculares en sus resultados.

Aquí puede pasar de todo, pero el enfoque será específico y puntual:

  • Atacarán el amor, haciendo puntualmente que te separes, divorcies, que tengas soledad continua, peleas familiares, causarte problemas sexuales o que nunca consigas pareja estable.
  • Se meterán con el dinero, buscando que renuncies a tu trabajo o te despidan, que nunca consigas empleo estable, que jamás tengas un céntimo y todo sean deudas, privación y carencias.
  • Afectarán tu salud, causando enfermedades, sean psíquicas o físicas, pero bien puntuales: Que se hinche la cara o las piernas, que no duermas, que tengas ataques de pánico, dolores musculares, vómitos y una larga lista de etcéteras.

En este caso, cada hechizo tiene sus propios signos distintivos, pero todos son muy espectaculares, de modo que, si tu vida comienza a sentirse como una película de terror, seguramente tienes un maleficio de propósito especial.

Maldiciones: ¿Se puede maldecir a alguien y no saberlo?

►Los maleficios, como vimos antes, son hechizos intencionalmente malévolos. Un hexágono nunca es accidental y generalmente es lanzado por alguien con conocimientos de brujería.

►Las maldiciones, por otro lado, a veces son menos intencionales y se pueden poner en marcha cuando alguien simplemente piensa o habla mal en contra de otro.

La envidia es quizá la principal razón de este tipo de maldiciones, y puede ser consciente o inconsciente, a veces la persona sabe lo que siente y en otras no lo sabe, simplemente lo siente, pero es tan fuerte que alcanza para poner en movimiento toda una serie de sucesos que serán desafortunados para ti.

Un ejemplo para distinguir entre maldición y maleficio

Entonces para diferenciar bien ambas cosas, pongamos un ejemplo:

Si te compras un coche nuevo y se rompe a menudo, puedes tener un maleficio o solo una maldición.

◙Una maldición será causada por alguien que envidia tu coche, lo sepa conscientemente o no.
◙Una maldición será que la persona desee y piense “ojalá se le rompa todos los días”

◙Un maleficio será cuando la persona haga magia y brujería para que se te rompa el coche o concurra a alguien para que lo haga.
◙Un maleficio ya no es un deseo, un pensamiento, una emoción. Es todo ello potenciado a mil por el pase a la acción directa y concreta.

Cómo saber si estas maldito o embrujado

Puede que las cosas vayan mal en tu vida debido a que solo te han maldecido, o puede ser que vayan mal porque te han hecho un maleficio, y con este método averiguarás si tienes algo realmente y qué tipo de afección tienes.

Las personas que simplemente están pasando un mal momento en sus vidas a menudo piensan que son víctimas de maldiciones, y para saber si estás realmente maldecido o trabajado con magia, se requiere un autoexamen cuidadoso.

Primero debes preguntarte si estás siendo honesto y objetivo y si lo que está sucediendo podría ser una coincidencia o un autosabotaje. Si realmente crees que lo que está sucediendo podría ser causado por la magia, hay formas de comprobarlo y este es uno de los métodos más usados:

Saber si te han hecho algo con una baraja

Se recomienda usar una baraja de naipes franceses, ya sabes, con tréboles, corazones y picas.
Puedes usar cartas españolas, pero hay 4 cartas menos allí y eso puede influir en el resultado.

Si quieres usar cartas de Tarot, puedes, simplemente elimina los Arcanos Mayores y usa los Arcanos Menores simplemente.

Como saber si tienes algo encima con las cartas:

►Siéntate con una baraja de naipes. Saca los Jokers, los comodines y déjalos a un lado.

►Baraja las cartas lentamente y concéntrate en todas las razones por las que piensas que estás maldito, recordando todo lo que ha sucedido.

►Después de unos minutos de esto, concéntrate en tu pregunta:

“¿Lo que me está sucediendo es el resultado de una maldición?” 

Cuando te sientas listo, deja de barajar.

►Pon la pila de cartas frente a ti, boca abajo. Una por una, saca una carta de la parte superior de tu mazo y colócala boca arriba en una pila.

►Sigue apilando cartas hasta que encuentres un AS o la pila tenga diez cartas de alto. En otras palabras, cuenta a medida que avanza, y si sale un as o llegas a diez cartas, detente allí.

►Haz esto tres veces para un total de tres pilas. Tendrás algunas cartas sobrantes en el mazo boca abajo, pero también tendrás tres montones de cartas boca arriba.

En las tres pilas de cartas boca arriba que has hecho, tendrás ningún As, o tendrás 1, 2 o 3 ases.

tener una brujería

 

Los resultados: ¿Estás o no con una brujería encima?

0Si no tienes ningún AS, entonces probablemente no estés maldito, ni te han maldecido ni te han hecho un maleficio, no hay nada, y lo que te ocurre es simplemente mala suerte, azar, una racha o es culpa tuya en algún caso.

1Si hay 1 solo AS, hay una probabilidad de uno en tres (33.3%) de que estés maldito. Puede ser que alguien tenga pensamientos negativos sobre ti, pero no ha hecho nada más que pensar. Aquí solo puede haber una maldición, no un maleficio, no hay una brujería.

Si bien quizá te maldice, consciente o inconscientemente, su energía no es tan fuerte, por tanto, alguna cosa de lo que te pasa de negativo tal vez se deba a esta persona, pero muchas cosas no.

2Si hay dos ases, hay una probabilidad de dos en tres (66.6%) de que hayas sido maldecido.
Puede ser que alguien no solo haya pensado, sino que haya enviado o se esté preparando para enviar energías negativas hacia ti.

Pueden ser energías solamente para maldecirte, tanto como puede estar pensando en hacerte una brujería, un maleficio. Está dudando qué hacer. Quizá lo haga o quizá no, pero hay altas posibilidades de que lo haga.

Como mínimo, es seguro que te maldice, tiene malos deseos y malas energías, odio, envidias, celos, enojo, y esas son energías que te golpean sin dudas.

El peor resultado: Tienes una brujería

3Si se muestran tres ases, esto significa que definitivamente estás maldito (99.9%). Alguien está trabajando sin dudas para hacerte daño, lanzando una potente mala suerte y negatividad de la peor hacia ti.

Tres ases es la confirmación de que todo lo que te pasa, es porque alguien lo está causando y generando, no solo de pensamiento, maldiciéndote, sino ya actuando, trabajando con magia, haciendo brujerías y rituales de magia oscura, para que tu vida sea afectada de una o muchas maneras negativas.

Más formas de saber si te han embrujado
Estos son otros métodos, muy conocidos y fiables, para comprobar si te han hecho un trabajo de magia o brujería, y te recomiendo comprobarlos también junto con el método de la baraja, para hacerte una idea firme de lo que sucede:

Cómo saber si te han hecho un trabajo
Saber quién te ha hecho una brujería
¿Te han maldecido en el amor?

Cómo romper una brujería o un trabajo de magia

Bien, he escrito mucho sobre ello aquí en el sitio y ciertamente hay muchas formas de romper un trabajo y dependerá de qué tienes, para saber qué hacer.

Te dejaré aquí una selección de los mejores rituales y hechizos para romper trabajos, y tú deberás encontrar el que mejor se ajuste a tu situación.

Deberás decidir si solo quieres romper y anular o si también lo quieres regresar y devolver, si tú también quieres  un “ojo por ojo”, o solo deseas liberarte.

Mira, lee y escoge ese que llame tu atención, ese que haga “un ruido” dentro de ti, lo sabrás apenas lo leas, y ese será el indicado para que realices.

(Visited 281 times, 1 visits today)
¿Te ha gustado este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…
libro de hechizos faciles

Comments
  1. Posted by Tiziana Prado
  2. Posted by Bronte

Dejame tus Comentarios