Tener una reconciliación luego de una discusión


Tener una reconciliación

Tener una reconciliación con alguien con quien has discutido y se han enojado

Tener una reconciliación es la mejor parte de toda discusión y este sencillo ritual puede ayudarte a hacer las paces rápidamente con la persona con quien se han disgustado mutuamente.
Aun con sentimientos de mucho amor y cariño, es inevitable tener discusiones o enojos con los seres queridos, ya sea la pareja, los padres o hijos, la familia, los vecinos o la gente del trabajo, y cuando esto sucede hay que tratar de recomponer rápidamente las cosas, y este hechizo puede ayudar a lograrlo con éxito.

Qué vas a necesitar para tener una reconciliación con alguien:

  • -Tres hojas de papel
    -Lápices y bolígrafo
    -Una vela rosa o blanca
    -Hojas secas y enteras de laurel
    -Unas tijeras
    -Una cinta de color rosa

Procedimiento:

Día para hacer el hechizo: Puede ser cualquier día siendo el mejor de todos el miércoles y el menos aconsejable es el martes.
Fase de la luna: Luna nueva o creciente
Horario: Desde la medianoche hasta el mediodía (las horas en que el sol va ascendiendo)

►Primero talla en la vela con algo afilado tu nombre completo y el de la persona con quien quieres tener una reconciliación, y talla además la palabra “Paz”. No la enciendas todavía.
Ahora toma una de las hojas de papel y dibuja una figura humana, simple, una silueta para representar a la otra persona. Puedes dibujar con tus lápices de colores y pintar detalles como su ropa, alguna característica física, el color de ojos y el de su cabello, etc.
Recorta la figura por su contorno con las tijeras.
►Ahora toma la otra hoja y dibújate a ti, colorando y pintando todo lo que quieras agregar, y recorta la figura con las tijeras de manera prolija.

►Pon una de las figuras boca arriba, coloca las hojas de laurel sobre ella hasta cubrirla bien y pon luego la otra figura boca abajo contra las hojas de laurel, debe quedarte como un sándwich en donde el relleno es el laurel y las figuras, las rebanadas de pan.
Dices:

“Que el laurel tome para sí todo el enojo y la ira que hay entre nosotros, nos lo quite y nos libere. Que así sea.”

►Enciende ahora la vela. Es recomendable que sea rosa pues es más afín a los resultados que quieres lograr con tu hechizo, aunque una vela blanca también puede servirte si no tienes otra cosa.
Mientras la vela se quema, escribe al detalle en la última hoja de papel todo lo que ha sucedido con esta persona, su enojo y el tuyo, sus razones y motivos como así también las tuyas, los argumentos de cada uno, lo que deseas que el otro cambie o modifique, lo que la otra persona espera de ti. Escribe también todo aquello feo que se hayan dicho, las palabras hirientes, la ira que ha mostrado cada uno, las actitudes dolorosas.
Escribe todo aquello que es y ha sido feo y ya no quieres que esté presente entre vosotros.
Esta hoja luego la quemarás, a modo de quemar la ira y el enojo, por lo tanto, escribe solo aquello que quieres hacer desaparecer, no escribas el amor o los sentimientos que se tienen mutuamente, las cosas buenas, favorable y positivas, pues no querrás que esas cosas se quemen. Escribe solo lo feo que ya no quieres tener en tu vida ni con esa persona.

►Deja la hoja escrita junto a la vela y el “sándwich” de laurel.
►Antes que la vela se apague por sí misma, toma la hoja de papel y hazla cobrar fuego acercándola a la llama de la vela, y deja que la hoja se consuma hasta las cenizas sobre algún plato o recipiente.
Luego para seguir con el proceso de hacer las paces y tener una reconciliación pronta y favorable, toma las hojas de laurel en tus manos y apriétalas con fuerza hasta molerlas completamente. Aprieta tanto como sea necesario hasta reducir las hojas a un fino polvo.
Agrega este polvo de hojas de laurel a las cenizas del papel, mezclando todo bien, mientras dices:

“Las hojas de laurel se rompen y con ello el enojo también se ha roto y destruido la ira. Que así sea.”

►Una vez que la vela se ha apagado, toma el polvo de cenizas y laurel, ponlo en tus manos y asomándote a una ventana, a una puerta o en el exterior de la casa, sopla lentamente todo ese preparado para que la brisa lo lleve y lo aleje. Bien podrías hacer esto también en una zona alejada de tu casa, y muy especialmente si es un día ventoso!
Cuando hayas eliminado todo, dices:

“Ya no existe enojo ni ira entre nosotros, lo malo ha desparecido, Haya paz ahora entre tú y yo. Que así sea.”

►Para cerrar y finalizar este hechizo para tener una reconciliación, pon las dos figuras de papel otra vez una contra la otra, cara a cara y rodéalas envolviendo con la cinta rosa, atando con un moño.
Guarda las figuras atadas en un lugar seguro hasta que logres hacer las paces con la persona y todo vuelva otra vez a ser amoroso y amable entre vosotros.
Cuando esto suceda, si quieres puedes eliminar las figuras junto con la cinta o puedes guardarla como un recuerdo de los malos momentos y un recordatorio de que son situaciones que no deben volver a ocurrir, o si suceden, hay que tratar de repararlas inmediatamente.

¡Pon manos a la obra ya mismo en este fácil hechizo si necesitas tener una reconciliación con un ser querido! Mucha suerte!

¿Te ha gustado este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
(1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…
libro de hechizos faciles

Dejame tus Comentarios